viernes, 4 de septiembre de 2015

Begin Vegan Begun: Recetario Vegano Ilustrado

¡Hola a todos!

 Lo primero de todo, deciros que estoy muy contenta con la genial acogida que le estáis dando al nuevo rumbo que está tomando el blog. Estaba super ilusionada y nerviosa a la vez, pero sobretodo con muchas ganas de volver a estar con vosotros, y con esta bienvenida que me estáis dando no puedo estar más feliz. ¡Muchísimas gracias a todos!

Y cómo ya os adelantaba en la entrada anterior, va a haber nuevas secciones en el blog, como es el caso de la que ocupa el post de hoy, una sección que voy a llamar Inspiración porque en ella compartiré todas esas cosas que me llegan, que dejan una huella positiva en mi, y que en definitiva me hacen sentir muy bien. Cosas que sin duda merecen la pena y son demasiado buenas como para no compartirlas con todos vosotros.

Y no se me ocurre mejor manera de inaugurar esta sección que con el precioso libro que acaba de editar Aida Lídice, del blog Begin Vegan Begun. Una verdadera obra de arte hecha libro, y es que cuenta con maravillosas ilustraciones en cada receta, obra de Sandra Gobet. Y cuando digo maravillosas me quedo corta, a mi simplemente me atrapan cada vez que las miro. Son capaces de transportarte a un libro de cuentos de antaño y te invitan a conectar directamente las recetas con la naturaleza, sin duda una forma diferente de disfrutar de un recetario de cocina que me ha encantado.


El libro está repleto, como no, de deliciosas recetas veganas llenas de creatividad y sabor, desde arancinis de berenjena hasta nuggets de tofu, sin olvidarnos por supuesto de los postres, donde se puede abrir boca con una red velvet o una tradicional tarta de la abuela, todo ello 100% vegetal. ¡Tengo unas ganas tremendas de probarlas todas!

Sin duda Aida y Sandra han hecho un trabajo magnífico, cuidando con mucho mimo todos los detalles y destilando pasión por lo que hacen en cada página del libro, sin duda la clave de que algo pase de ser un simple libro más de recetas a un tesoro que poseer orgullosos en nuestra biblioteca culinaria. Desde aquí aprovecho para felicitarlas y mandarles mi más sincera enhorabuena porque el libro está siendo un éxito y seguro que será tan sólo el principio de un emocionante camino con muchos sueños que cumplir. ¡A seguir así chicas!

Y quizás alguno de vosotros se esté preguntando si me he hecho vegana, y la respuesta es que no, no soy vegana pero si he acercado mi manera de comer al máximo a esta forma de alimentación. Llevo ya unos meses experimentando por aquí y por allá, y sobretodo introduciendo bastantes cambios en mi rutina alimenticia y sin duda tengo que deciros que me siento mejor que nunca, algo así como una revelación, aunque quizás os suene un poco exagerado, pero en absoluto lo es. Baso mi dieta diaria en cereales y legumbres, frutas y verduras y realmente algo ha cambiado en mi, ya no sólo a nivel físico, me siento llena de energía, mi piel está genial, y hasta he perdido algún que otro kilito que me sobraba (kilito bloguero, como yo lo llamo) , sino también a nivel emocional, me refiero a la relación directa que tenemos con la comida, a esos vaivenes que me hacían embutirme entre pecho y espalda una paquete de galletas con un vaso de leche o una tableta enterita de chocolate (especialmente si era Strawberry Cheesecake de Nestle ;) ), y que para colmo no se disfrutan, porque te los comes con tanta ansia que cuando acabas te sabe a poco y ni te dejaron a gusto ni nada, y después la mayoría de las veces te sientes culpable por desorbitado festín. Seguro que alguno se siente identificado con todo esto. Pues bien, esos episodios se han reducido en un 99% desde que soy más consciente de lo que como y lo que le quiero dar a mi cuerpo para que funcione lo mejor posible. Y es exactamente lo que pasa, que como tengo lo que mi cuerpo necesita, pues no me pide tantos caprichos, y cuando me los pide pues me los doy, los disfruto y me quedo más agusto que un arbusto :)

Básicamente así es como está mi alimentación ahora, y disfruto muchísimo experimentando con recetas veganas que me están descubriendo todo un mundo de sabores en la mesa, ya os iré enseñando algunas de mis favoritas en futuros posts. Y ahora os estaréis preguntando que si me siento tan bien porqué no me animo a dar el paso definitivo. Pues no sabría muy bien qué contestaros, y por eso mismo no lo doy, porque si lo tuviese claro y diáfano no dudaría ni un segundo y ya sería vegana.  Supongo que hay que tener las cosas muy claras y yo de momento estoy bien así como estoy, sinceramente se me haría bastante cuesta arriba pensar en dar un giro tan importante a mi forma de alimentarme, en el sentido de pensar que nunca más comería ciertos alimentos, y ya no pasaría tanta pena por la carne o el pescado, pero una vida sin queso gamoneu se me haría muy dura :) Creo simplemente que cada uno debe ser libre para escoger el tipo de alimentación que le plazca y no hacen falta muchas más explicaciones del porqué se escoge una cosa u otra, pero si me estoy sincerando e intentando explicar con vosotros es precisamente para que dejemos de lado tanta etiqueta de soy esto o soy lo otro, porque parece que si no te posicionas claramente y prefieres coger un poquito de aquí o un poquito de allá alguna gente no lo entiende y te cuestiona. Aunque en realidad hay una etiqueta para esto, flexitarianismo la llaman :) Y la verdad es que sí, ¡me siento identificada con ella!

Con todo esto quiero invitaros de dejar un poco de lado los posibles prejuicios que podáis tener hacia este tipo de alimentación, yo misma los tenía hasta hace bien poco, no me entraba en la cabeza que un vegano pudiese estar bien nutrido, pero como tantas veces en esta vida, se trata de falta de información. Después de documentarme muchísimo a lo largo de estos meses entiendo perfectamente por qué tanta gente, y cada vez más, está escogiendo este modo de vida. El saber no ocupa lugar y nos ayuda a empatizar con el prójimo.

Así que os animo sin duda a que añadáis un recetario vegano a vuestras estanterías, sin más pretensiones, no quiere decir que os vayáis a alimentar así el resto de vuestras vidas, sólo va a ser una nueva y genial fuente de inspiración en vuestra biblioteca culinaria, con nuevas y sabrosas recetas y técnicas de cocina por descubrir, porque ya os aviso, ¡es todo un mundo!. Añadirá valiosa diversidad a vuestro recetario, igual que lo puede hacer un recetario de cocina china o italiana.

Bueno, y como parece que me dieron cuerda, creo que va siendo hora de ir terminando con el post de hoy, que sino van a saliros canas leyéndome :)

¡Espero que os haya gustado!

Reyes.

4 comentarios

  1. Tengo un familiar vegano y le hago algunas comidas y postres que me gustan mucho,yo casi no como carne,y tomo leche de soja,y me encuentro muy bien,yo creo que vamos por el buen camino.besinos

    ResponderEliminar
  2. Hola Reyes le estoy pegando un repasín a tu blog porque me encanta todo lo que haces. Y me parece genial el tipo de alimentación que haces. Antes de quedarme embarazada en casa comía vegetariano y fuera si no había opción vegetariana comía lo que pintara, no me apetecía que la alimentación fuera un dolor de cabeza. Con el embarazo volví a comer carne y pescado un poco por miedo. Ahora poco a poco intento retomar y mejorar mi alimentación. Gracias por tus recetas!
    Y mucha suerte en youtube ,ahí me tienes en primera fila ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Verónica!!! Es genial que compartamos estas ideas porque a veces parece que la gente no te va a entender si no te metes en una categoría o en otra... De momento me gusta ser flexible y estoy bien así... En esta vida lo único permanente es el cambio :) Me alegra mucho que te gusten las recetas, estoy preparando muchas cosinas nuevas que sé que te van a encantar! Os mando un abrazo muy fuerte para todos, tienes a la peque más guapa del mundo <3

      Eliminar

Muchísimas gracias por dejar tu comentario!!! No te imaginas la ilusión que me hará descubrirlo :)

Carrot Cake © - DESIGNED BY HERPARK