sábado, 31 de octubre de 2015

Tarta Bony

¡Hola a todos!


Aquí vengo con la segunda de las recetas para Halloween de este año, una riquísima tarta horneada en un molde ataúd al más puro estilo Drácula...

Quería que fuese similar al pastelito que me comí tantísimas veces de pequeña y que adoraba, los Bony, por lo que hice el bizcocho de chocolate y la rellené de mermelada de fresa y nata y por último la bañé toda con chocolate... El resultado, una bomba calórica dulce en toda regla que no os podéis perder :D ¡Está espectacular!
Así que ni se os ocurra esperar al Halloween de 2016 para poner en práctica la receta, porque esta delicia es perfecta para sorprender a todos en cualquier ocasión. Seguro que encontráis una excelente excusa para hacerla, y si no, pues a inventar se ha dicho! :D

Y como siempre, receta sencillita, así que vamos allá:

Ingredientes:
100 g de chocolate (yo utilicé chocolate puro Valor)
100 g de mantequilla cortada a daditos
100 g de harina
1/4 de cucharadita de bicarbonato sódico
2 cucharaditas de levadura química
1 cucharadita de vainilla en polvo
1/2 cucharadita de sal
200 g de azúcar
25 g de cacao en polvo
2 huevos
75 ml de buttermilk (o 75 ml de leche con 2 cucharaditas de vinagre blanco o zumo de limón y dejándolo reposar 15 minutos)

Para el relleno:
mermelada de fresa
100 ml de nata para montar

Para la cobertura:
100 g de chocolate puro troceado
125 g de nata para montar
1 pizca de sal
1 trocito de mantequilla (unos 15 g)

Preparación:

Vamos a comenzar mezclando en un bol la harina tamizada, el bicarbonato, la vainilla, la levadura, la sal, el azúcar y el cacao en polvo.

Por otro lado batimos los huevos junto con el buttermilk y reservamos.

Precalentamos el horno a 150ºC.

Ahora derretimos en un cazo el chocolate con la mantequilla y cuando esté todo fundido añadimos esta mezcla sobre la de harina y añadimos también los huevos con el buttermilk. Removemos con una cuchara de madera, sin batir, hasta que veamos que todo está integrado, vale más no mezclar en exceso, tan sólo que veamos que no hay restos blancos de harina, si hay grumos da igual.

Ponemos la mezcla en el molde elegido, ligeramente engrasado y horneamos durante unos 45-50 minutos, hasta que al pinchar con una aguja, ésta sale limpia. Dejamos enfriar completamente en el molde antes de desmoldar.

Para el relleno, montamos la nata (sin añadirle azúcar) y cuando la tarta esté completamente fría, la cortamos por la mitad y le ponemos una capa uniforme de nata y otra de mermelada de fresa y cerramos como un sandwich.

Para la cobertura, ponemos la nata en un cazo a fuego medio y cuando comience a hervir la retiramos del fuego y le añadimos la mantequilla y la sal y removemos. Vertemos la nata sobre el chocolate picado, que habremos colocado en un bol y dejamos reposar sin tocarlo unos tres minutos y luego removemos suavemente hasta que tengamos todo bien integrado.

Colocamos la tarta encima de una rejilla, que colocaremos encima de la bandeja del horno por ejemplo forrada con papel vegetal y vertemos la cobertura sobre la tarta, dejándola caer sin más desde el centro de la tarta.

Dejamos enfriar y llevamos a la nevera hasta el momento de servir.

¡Y lista para disfrutar!



Qué os ha parecido? Facilita y ¡muy pero que muy rica!

Espero que os haya gustado mucho y os animéis a probarla muy pronto, ya me contaréis qué tal :)

¡Un abrazo enorme y que paséis una horripilante noche de Halloween! 

7 comentarios

  1. Tiene una pinta estupenda.
    Seguro que está buenísima.
    Un Beso
    http://cocinandoconlafamily.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Ooooh que recuerdos mas ricos jajaja ,estos pastelitos eran deliciosos, a mi era el que mas me gustaba .Tengo que hacerlo si o sí ,seguro que mi hermano y toda la familia me lo agradecerán .Miles de besos.Olga

    ResponderEliminar
  3. Hummm que pinta, me acuerdo de esos pastelitossss
    Por cierto estas cantidades servirían para un molde circular de 15 cm ? es que no veo mucha cantidad de ingredientes ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso que sí, mi molde es pequeñito, pero 15 cm también lo es, así que yo creo que te puede funcionar bien!!! :D Otra opción es hacer un poco más de cantidad y si ves que te va a sobrar aprovechar la masa para unas magdalenas, pero creo que siendo solo 15 cm te funcionarán bien estas cantidades :)

      Eliminar
  4. Tiene una pinta!! A mi me recuerda a los foskitos :)

    ResponderEliminar
  5. Ummm, me parece totalmente increíble y buenísima.

    ResponderEliminar

Muchísimas gracias por dejar tu comentario!!! No te imaginas la ilusión que me hará descubrirlo :)

Carrot Cake © - DESIGNED BY HERPARK