lunes, 12 de junio de 2017

Berenjenas rellenas de quinoa

¡Hola a todos!


Ya va llegando el calor y va apeteciendo menos encender el horno, pero estas berenjenas están tan tan ricas que son perfectas para disfrutar durante todo el año. ¡Vamos que merece la pena con creces pasar un poquito de calor preparándolas!

Para rellenarlas utilizo quinoa, que salteo verduritas y salsa de tomate y para gratinarlas y que queden muy cremosas hago una bechamel de avena que está de rechupete y tiene un sabor muy especial.

¡Así que no me enrollo más y pongámonos el delantal! :)

Ingredientes para 2 personas (ó una hambrienta, como suele ser mi caso 😇)

  • 1 berenjena grande
  • 1 cacito de quinoa (yo utilizo uno de 100 ml de capacidad)
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1/2 pimiento verde
  • 1 zanahoria grande
  • 1/2 calabacín
  • 1/2 cebolla grande
  • 400 ml de salsa de tomate
  • 1 cucharada de harina de avena (o cualquier otra harina)
  • aproximadamente 400 ml de leche de avena
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • nuez moscada al gusto
  • sal marina y pimienta negra recién molida
  • parmesano vegano y orégano seco para espolvorear
Preparación:
  • Vamos a comenzar horneando la berenjena, para ello la partimos por la mitad de forma longitudinal y le hacemos unos cortes. La ponemos en un recipiente o bandeja apta para horno y le ponemos un chorrito de aceite de oliva por encima. Horneamos a 910C unos 25minutos hasta que esté tierna. 
  • Mientras vamos lavando muy bien la quinoa bajo el grifo para quitarle el exceso de amargor. La ponemos en dos cacitos de agua hirviendo (200 ml) con una pizca de sal marina y bajamos el fuego al mínimo, tapamos y dejamos cocinarse durante 20 minutos.
  • Mientras se hace la quinoa, picamos todas las verduras y las salteamos unos minutos en una sartén con una cucharada de aceite de oliva, y sal y pimienta al gusto hasta que comiencen a ponerse tiernas. En este punto añadimos la salsa de tomate y dejamos que se vaya cocinando lentamente hasta que esté la quinoa y las berenjenas.
  • A la vez, vamos preparando la bechamel. Para ello colocamos la cucharada de harina de avena junto con una cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra en un cazo a fuego medio hasta que se forme una pasta que dejaremos tostarse un par de minutos para que la harina pierda el sabor a crudo. En ese momento comenzamos a añadir muy poco a poco la leche de avena fría, sin dejar de revolver y vamos añadiendo tanta leche como queramos, teniendo en cuenta que cuanto más trabajemos la bechamel más espesa se quedará. Yo suelo utilizar unos 400 ml de leche de avena aproximadamente.
  • Cuando la quinoa esté lista la ponemos en la sartén con las verduras y lo mismo hacemos con las berenjenas. Sacaremos toda la pulpa coun una cuchara o tenedor, con cuidado de no romper la piel y lo añadimos troceado a la sartén. Mezclamos bien durante un minuto y repartimos la mezcla en las dos berenjenas vacías.
  • Colocamos las berenjenas en la bandeja del horno y las cubrimos con la bechamel, el parmesano vegano y un poco de orégano seco. Horneamos unos minutos para que se dore un poquito todo.
¡Y a disfrutar!

¡Tienen buena pinta eh! Están sencillamente delciosas. Son unas cuantas elaboraciones que hay que ir haciendo a la vez, pero la receta en sí no es nada complicado. Podemos usar quinoa que tengamos ya cocida para ahorrar tiempo, al igual que la bechamel, que también puede hacerse con antelación y aguanta hasta tres días en la nevera.

¡Espero que os animéis a probarla muy pronto y que os encante! ¡Incluso fría está deliciosa!

Os mando un abrazo muy fuerte y os deseo un muy feliz inicio de semana.

Reyes.
GuardarGuardar

2 comentarios

  1. Comi beringela recheada apenas uma vez.
    Adoro quinoa logo esse recheio me agrada.
    Boa semana

    ResponderEliminar

Muchísimas gracias por dejar tu comentario!!! No te imaginas la ilusión que me hará descubrirlo :)

Carrot Cake © - DESIGNED BY HERPARK