lunes, 5 de junio de 2017

La receta de mi buddha bowl favorito

¡Hola a todos!


Hace unos días os enseñaba este delicioso buddha bowl por las redes sociales y viendo lo que os gustó no quería dejar de compartir la receta con todos vosotros. Es super fácil y rápida y no me digáis que además no es super vistosa, es de esos platos que te entran directamente por los ojos y ya no puedes dejar de ver el momento de hincarle bien el diente :)

Y algunos quizás os estéis preguntando que qué narices es un buddha bowl 😂😂😂... Pues nada más que un super bol vegetariano que lleva todo lo que quieras ponerle, generalmente combina varios grupos de alimentos y así tenemos un plato único super completo y nutritivo, como el que veis en la foto. Vamos, que no hay una receta única si no que todo lo contrario, las posibilidades son infinitas y podemos estar comiéndonos un buddha bowl diferente cada día del año. Es la versión vegetariana y saludable de los clásicos platos combinados.

Adoro comer buddha bowls, es sin duda un básico en mi día a día porque están buenísimos y son super sencillos y rápidos de preparar. Si cuando haces cualquier tipo de cereal o legumbre, preparas alguna ración extra y la guardas en la nevera, tienes siempre a mano una base estupenda que combinar con vegetales frescos, semillas, féculas etc... Y así en cuestión de minutos tienes una comida nutritiva y deliciosa lista para ser disfrutada (¡y devorada!).

El nombre le viene porque es redondo y abundante, recordando a la barriga de buddha, además me atrevería a decir que también es por la cara de felicidad que se te queda después de comerlo, sin duda igualita a la de las divertidas estatuas de Buddhas sonrientes. 😜😜😜



Pues vamos allá con la receta de una de mis combinaciones favoritas a la hora de crear mi buddha bowl... ¡os va a encantar!

Lo primero que hago es coger 200 g de garbanazos cocidos y ponerles bastantes especias variadas (pimentón, orégano, comino, chile molido, ajo y cebolla en polvo, tomillo y albahaca) y un chorrito de aceite, lo mezclo todo bien y lo pongo en la bandeja del horno junto con un par de patatas medianas, con piel y cortadas en gajos, también muy especiadas con todas las especias que tengo por la despensa. Lo horneo todo a 190ºC durante unos 15 o 20 minutos, hasta que las patatas están doradas y listo.  ¡Cómo están los garbanzos horneados así, os van a chiflar si no los probasteis!

Para el guacamole exprés, machaco un aguacate y lo aliño con zumo de lima o limón, ajo y cebolla en polvo, unos copos de chile y mucho cilantro.

Y ya sólo nos queda montar el bol. En un lado pongo dos buenos puñados de hojas verdes variadas a las que añado 6 tomatitos cherrys cortados por la mitad y lo aliño todo con un poco de aceite de oliva virgen extra ecológico, sal rosa del himalaya y vinagre de manzana crudo 🌱🌱🌱 Después añado las patatas y los garbanzos y termino poniendo por encima el guacamole, un buen puñado de chucrut, una buena cucharada de tahini (pasta de sésamo) y espolvoreando todo con semillas de sésamo.

¡Y ya está, listo para disfrutar!

¡No puede ser más fácil ni estar más rico!

Espero que os haya encantado y que os animéis muy pronto a preparar vuestro propio buddha bowl, pero cuidado que enganchan, una vez que los probéis ya no va a haber retorno 🙈

¡Nos vemos el viernes!

¡Un abrazo muy fuerte y feliz inicio de semana!

Reyes.
GuardarGuardar

2 comentarios

Muchísimas gracias por dejar tu comentario!!! No te imaginas la ilusión que me hará descubrirlo :)

Carrot Cake © - DESIGNED BY HERPARK