lunes, 16 de enero de 2017

¡La mejor crema de chocolate del mundo! ¡Y encima super sana!

¡Hola a todos!

la mejor crema de chocolate del mundo super sana

Antes que nada quiero desearos un muy feliz 2017, que no nos hemos visto por aquí desde antes de Nochebuena :) 

Tenéis lista de propósitos para este año? 

Yo no he hecho una lista en sí, pero sí que tengo en la cabeza varias ideas que me gustaría incorporar en mi día a día, como por ejemplo cambiar el chip a la hora de las meriendas y las cenas, que son las comidas del día que más me cuesta hacer de forma sana. 

Desayunar y hacer una media mañana y una comida saludable no me cuesta nada y es más, me lo pide el cuerpo, pero a partir de la tarde no sé que me pasa a veces que flojeo y me apetecen cosas no tan saludables para merendar y cenar, supongo que el cansancio acumulado del día influye y nos tiramos a la comida de una forma más emocional y menos consciente. 

Pero también es cierto que auqnue esto me pase a veces, me siento muy orgullosa de hasta dónde he llegado hasta el momento, ya que la mayoría de los días hago bien las cosas y todo ha sido gracias a cambiar el chip. Al final sentirse bien engancha, y el cuerpo te pide más. 

Lo que me gustaría conseguir es que yo pueda decidir de forma consciente comerme una cosa u otra, es decir, comerme por ejemplo un gofre con chocolate porque de verdad me apetece en ese momento y estoy segura a nivel consciente de que me lo quiero comer sin ningún tipo de remordimientos, pero no estar super ansiosa y nerviosa por comérmelo como si lo necesitase y me fuese a morir si no me lo tomo. ¡En otras palabaras quiero dominar yo al gofre y no que el gofre me domine a mi! Sé que muchos de vosotros me entendéis a la perfección :) Se trata de hacer nuestras elecciones de forma consciente y no dejándonos llevar por el primer impulso que sentimos. Y para esto es muy últil escuchar a nuestro cuerpo, como se siente cuando le damos un alimento u otro. 

Así que hoy vengo con una receta que es perfecta para quitarnos el capricho/antojo de dulce de una forma equilibrada y que además va a sentar genial a nuestro cuerpo.

la mejor crema de chocolate del mundo super sana

Es todo un recetón,  de esos que se convierten automáticamente en un imprescindible en nuestra cocina una vez que lo preparamos. Esta deliciosa y cremosísima crema de chocolate, tiene una textura sedosa divina y un sabor a cacao irresistible. ¡Y además sin azúcar ni otros ingredientes sospechosos!

Hay un par de trucos para que se quede cremosísima, aunque el realmente imprescindible es sin duda uno de sus ingredientes estrella, los anacardos. Estos deliciosos frutos secos, se emplean crudos en la receta y remojados durante unas horas, y al ser posteriormente triturados forman una crema extra cremosa que será la base para que nuestra crema de chocolate tenga la textura perfecta. Y si a alguien en la sala no le gustan los anacardos que no cunda el pánico, no vais a notar su sabor, esta crema sabe a chocolate chocolate, ¡del dulce y golosón!

Otro de sus ingredientes estrella para darle una cremosidad extra es el plátano, que podremos emplear normal o congelado, si queremos que nuestra crema sea helada. Y también vamos a utilizar leche de coco, por lo que ya os podéis imaginar el grado de cremosidad que tiene esta delicia de crema. Eso sí, podemos sustituirla por otras leches vegetales, si sólo queremos por ejemplo hacernos una ración, que no va a ser plan de estropear la lata de leche de coco para sólo un poquito.

Cremosa, deliciosa, dulcemente irresistible... ¡venga vamos allá con la receta que además se prepara en un momento!

Para hacer crema de chocolate para tres o cuatro personas (o dos personas muy golosas :D) vamos a necesitar:

  • 1 lata de leche de coco (400 ml)
  • 4 plátanos medianos maduros (congelados si queremos crema helada)
  • 8 dátiles Medjool
  • 4 buenos puñados de anacardos crudos remojados desde la noche anterior y escurridos
  • 4 cucharaditas de açaí en polvo (opcional)
  • 1 cucharadita de vainilla en polvo (o en extracto) (opcional)
  • 4 cucharadas soperas de cacao puro en polvo

la mejor crema de chocolate del mundo super sana

Tan sólo tenemos que triturar muy bien todos los ingredientes, hasta que esté todo muy cremoso. Yo la hago con mi queridísima batidora Optimum G2.1, que en tan sólo 30 segundos a velocidad 6 me daja la crema perfecta, lisa y sedosa, sin ningún resto de ningún ingrediente. Eso es fantástico porque al usar una velocidad que no es muy alta y poquito tiempo no calentamos la preparación por el efecto del motor, si no que todo se tritura tan rápidamente que se mantiene fresco y con todas sus propiedades. Por eso es perfecta para preprar los smoothies de fruta y verdura. Lo cierto es que ha sido una de las mejores inversiones que he hecho, la utilizo mínimo un par de veces al día, vamos que le meto caña de la buena. ¡Estoy feliz con ella, es ya como una extensión de mi brazo en la cocina! :)

la mejor crema de chocolate del mundo super sana
¡en tan sólo 30 segundos está lista, viva la potencia! :)

Me gusta servirla con un poco de coco rallado y granola, pero esto ya es completamente opcional, también queda espectacular con frutos rojos.

Esta crema es ideal para servir como postre en cualquier ocasión especial, o simplemente para darnos un capricho sano y rico en el día a día. Lo ideal es servirla al momento, pero se puede guardar sin problema en la nevera unos días. 

la mejor crema de chocolate del mundo super sana

Muchas veces preparo una versión más simple, ideal para el día a día, que me encanta tomarme para merendar o a media mañana y que a parte de estar también buenísima, te sacia, te carga las pilas a tope y te quita cualquier posbile antojo de dulce. Para ello trituro un plátano, 100 ml de leche vegetal (yo la utilizo de avena), un par de dátiles, la cucharadita de açaí, un puñado de anacardos remojados (incluso sin remojar si se me olvido pornerlos) y una cucharada de cacao en polvo. Y ya tenemos una versión un poco menos sofisticada pero deliciosa también y más práctica para diario.

El açaí en polvo como os digo es opcional, pero es un superalimento con muchísimas propiedades beneficiosas y además tiene un sabor delicioso, por lo que os lo recomiendo totalmente. Es un poco caro, pero cunde muchísimo, yo compré el paquete hará más de un año y todavía me queda casi la mitad.

Por otro lado, intenta elegir un cacao en polvo de cultivo biológico y si es crudo mejor que mejor, porque tedrá intactos todos sus nutrientes. También es un poco más caro, pero es una inversión que sin duda merece la pena, se nota mucho en la calidad y sobretodo en su sabor.

Lo de remojar los anacardos es por que así los activamos, esto quiere decir que liberamos sus nutrientes gracias al remojo, que de otra forma estarían bloqueados en gran parte por sustancias inhibidoras. Así aprovecharemos todo su potencial.

¡Y hasta aquí la entrada de hoy! ¿Qué os ha parecido? ¡Tenéis que probarla que está tremenda! 

Espero que os haya encantado per sobretodo que os animéis a probarla, ¡estoy segura de que vais a repetir muy a menudo!

¡Un abrazo muy fuerte!

viernes, 23 de diciembre de 2016

¡Polvorones sin horno! Receta Vegana

¡Hola a todos!

polvorones sin horno receta vegana


Hoy os traigo una super receta que estoy segura de que os va a conquistar, seáis o no de polvorones. El jueves pasado, Nuria Granados me invitó a impartir con ella un taller de dulces navideños saludables, en su precioso espacio Personal Kitchen de Avilés. Para la ocasión preparé dos recetas de las que me siento super orgullosa, pues están deliciosas, saben a Navidad y son super sanas, por lo que creo que no les podemos pedir más. Bueno sí, ¡qué sean fáciles y rápidas, qué todos queremos disfrutar de la Navidad sin agobios!

Y hoy quiero compartir con vosotros una de ellas (la otra la publicaré en La Cocina de Alimerka) y se trata de estos deliciosos polvorones veganos que además no necesitan horno y son para bien o para mal, pura adicción :D

Los he preparado sin gluten ni lactosa, para que sean aptos para la mayoría y el resultado son unos bocaditos que saben muy parecidos a los polvorones de toda la vida, pero con la ventaja de que sus grasas son mucho más saludables y no llevan azúcar. ¡Sin duda tenéis que probarlos, os van a encantar! Durante el taller volaron, incluso gente a la que no les gustaban los polvorones tradicionales me decían que los iban a preparar que estaban buenísimos... Y otros me comentaban que estaban mucho más ricos que los originales :) Lo dicho... ¡tenéis que poneros manos a la obra rápidamente!

¡Vamos allá con la receta, es super sencilla!

polvorones sin horno receta vegana

Ingredientes para unos 20 polvorones:
  • 8 cucharadas soperas de harina de coco
  • 100 g de almendras (crudas o tostadas al gusto)
  • 1 cucharada de aceite de coco
  • 8 dátiles (variedad medjool si es posible)
  • 2 cucharadas de sirope de ágave
  • 2 cucharaditas de canela
  • la ralladura de medio limón
  • pizca de sal marina
Preparación:
  • Vamos a comenzar tostando la harina de coco en una sartén, sin dejar de remover para que no se nos queme, hasta que coja un bonito color tostado. La dejamos enfriar.
  • Ahora ya sólo tenemos que poner todos los ingredientes en un robot o picadora para triturarlos hasta que formen una masa manejable.
  • Les damos forma a los polvorones y los vamos colocando en una bandeja que luego meteremos en la nevera un par de horas como mínimo.
  • Antes de servir, los espolvoreamos con un poquito de harina de coco para simular el efecto del azúcar glas...
¡y a disfrutar!

polvorones sin horno receta vegana


¡Pero qué ricos están!  Todos los adjetivos que os diga son pocos por que están de morir, pero lo que sí que os digo seguro es que este 2017 va a haber polvorones en mi casa todos los meses del año! :D La harina de coco ha sido todo un descubrimiento, tiene un aroma ya en crudo que es espectacular, huele como a galleta, sin duda en este 2017 voy a experimentar mucho con ella.

Espero que os haya encantado la receta, pero sobretodo espero que estas Navidades que ya comienzan mañana las paséis en compañía de los vuestros, compartiendo momentos inolvidables, y estoy segura de que lo haréis en torno a una buena mesa, llena por qué no, de estos super polvorones :)

¡Os quiero mucho, My Sweet Carrot Cake es lo que es gracias a vosotros y para vosotros! 

Y ya para despedirme, aprovecho para dejaros el vídeo de Navidad que grabé junto con los chicos de Mimasa :) ¡Espero que lo disfrutéis!



¡Un abrazo enorme para todos!
¡Feliz Navidad!


miércoles, 30 de noviembre de 2016

¡A la rica Sobrasada 100% Vegetal!

¡Hola a todos!

sobrasada 100% vegetal (vegana)


Hoy vengo con una nueva receta preparada con mi querida batidora Optimum G2.1: una deliciosa sobrasada 100% vegetal, que no es ni más ni menos que un untuoso paté de tomates secos, pimientos choriceros, almendras y piñones, todo ello aderezado con los condimentos que lleva la sobrasada, por lo que adquiere un sabor muy pero que muy parecido.

Está exquisita, me ha gustado hasta más que la original. Y es que ya sabéis que estoy cambiando el chip en lo que a alimentación se refiere. El pasado mes de agosto decidí dejar de comer carne, aunque aún sigo consumiendo pescados y mariscos de vez en cuando. El por qué de esta razón pues ha sido el resultado del camino que ha tomado mi alimentación en los últimos dos años. Prácticamente ya no consumía carne en casa, sólo muy de vez en cuando y más que nada cuando salía a comer fuera, es como si mi cuerpo ya no me la pidiese, como si me dejase de apetecer naturalmente. Tampoco es que yo fuese carnívora en plan chuletón de kilo a la piedra, de hecho nunca me dió más por ese tipo de carnes, pero sí que me encantaba el chorizo y las hamburguesas. Y ya las últimas veces que consumí estos alimentos era como si no los disfrutara, terminaba de comer y era como si no me sintiese coherente conmigo misma.

Y la sobrasada era uno de esos alimentos que me encantaba comer, no la tomaba más que un par de veces al año, más que nada porque aquí donde vivo cuesta encontrarla de calidad. Así que este paté es el sustituto perfecto y se va a convertir desde ya mismo en uno de mis básicos del día a día. Se hace en un momento y lo que no sé deciros aún es cuanto dura en la nevera, porque el que hice ayer ya desapareció del mapa :D ¡Es que está tan rico! Lo cenamos en unas tostas al horno, con queso de cabra, miel y orégano y estaban tan buenas que hoy me las he vuelto a merendar y entre otro poquito que le he dado a mis padres para que lo prueben pues eso, que ya no hay ni rastro de la sobrasada vegana.  ^ ^



Vamos allá con la receta, salen un par de tarritos como el de la foto.

Ingredientes

  • 100 g de tomates secos (los míos venían en aceite de oliva, así que los escurrí, pero no mucho, para que el aceite aportara más sustancia)
  • 2 pimientos choriceros en remojo desde la noche anterior
  • 50 g de almendras crudas (en remojo desde la noche anterior)
  • un buen puñado de piñones
  • 1 cucharadita colmada de pimentón dulce
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • 1 cucharadita de cebolla en polvo
  • 2 cucharadas soperas de salsa tamari (o de soja)
Preparación:
  • Tan sólo tenemos que triturar todos los ingredientes en la batidora hasta que tengamos un paté cremoso. Yo comencé con 30 segundos a velocidad 5 y luego otros 30 a velocidad 8. ¡Listo!
¡Y a disfrutar!


Si los tomates secos que utilizáis no están rehidratados en aceite tendréis que ponerlos también en remojo la noche anterior, junto con las almendras y los pimientos.

¡Tenéis que probarla, no puede ser más fácil ni rápida ni estar más rica! Todo un must have en la cocina :D



Espero que os animéis a prepararla muy pronto y me contéis qué os ha parecido. La veo una gran idea como entrante para estas Navidades.

¡Os mando un abrazo gordo!

¡Muack!

Posdata: si estáis pensando en haceros con una batidora como mi Optimum G2.1, deciros que tienen una oferta especial de Navidad, podéis verla haciendo click aquí.

jueves, 24 de noviembre de 2016

¡Los mejores Boniatos Rellenos del mundo mundial!

¡Hola a todos!

los mejores boniatos rellenos del mundo mundial

Hoy vengo con un recetón de mi adorada Deliciously Ella que ya hemos hecho en casa un par de veces y que no pude evitar fotografiar esta última vez que lo preparé para compartir con vosotros la receta.

Es un aluvión de sabores de todo tipo: dulces, ácidos, amargos, frescos... Cada bocado sabe diferente, pero todos ellos saben a gloria. Es de estos platos que no puedes parar de decir mmmm cada vez que te lo llevas a la boca. ¡Vamos que sé que os va a encantar! :)

La receta es de su libro Every Day, que tiene un montón de recetas sencillas, rápidas y deliciosas para el día a día. El pasado mes de Octubre estuve en Londres y tuve la oportunidad de ir a su restaurante The Mae Deli y tengo que deciros que me alucinó. La opción para comer es una especie de bol gigante que rellenas con 4 platos diferentes que elijas del buffet que tengan ese día. Y que esté todo tan rico y que encima sea tan sano y tan bueno para ti simplemente me chifla.

¡Soy muy fan! :) ¡Y en Enero sale su cuarto libro, With Friends, tengo unas ganas locas ya!

the mae deli

the mae deli

the mae deli

¡D E L I C I O S O!

Vamos allá con la receta de los boniatos, las cantidades son para una persona, y ya os aviso que son raciones muy generosas.

los mejores boniatos rellenos del mundo mundial


Ingredientes
  • 1 boniato pequeño o mediano
  • 7 champiñones finamente laminados
  • 1/2 lata de alubias negras, bien aclaradas y escurridas
  • 2 dientes de ajo (ella le pone 3)
  • 1 cucharadita de copos de chile secos (ajústalo según el picante que quieras, si no tienes le puedes poner un poco de pimentón picante)
  • 1 cucharadita de cilantro molido
  • sal y pimienta
  • aceite de oliva virgen extra
  • 1 aguacate pequeñito
  • rúcula y cilantro fresco para servir, esto ya de mi cosecha :D
Para el aliño cremoso de tahini:
  • 2 cucharaditas de tahini (pasta de sésamo)
  • el zumo de una lima
  • 1 cucharadita de miel
  • 2 cucharaditas de aceite de oliva

Preparación:
  • Vamos a comenzar asando los boniatos, para ello precalentamos el horno a 220ºC y limpiamos bien la piel del boniato. Yo primero la froto bien con un cepillo de cerdas de coco (como este) en seco y luego la aclaro bien bajo el grifo. Lo pinchamos por varios sitios con un tenedor y lo envolvemos en papel de alumino y ¡al horno!. Lo dejaremos allí unos 50 minutos, hasta que esté muy tierno (al pincharlo con un tenedor se debería deshacer como si fuese un puré).
  • Cuando ya esté casi cocinado el boniato preparamos el relleno. Para ello ponemos en una sartén un par de cucharadas de aceite de oliva y añadimos el ajo picado, los champis laminados, las alubias negras, el cilantro en polvo, los copos de chile y sal y pimienta al gusto y   salteamos todo durante unos 5 minutos, hasta que los champiñones estén tiernos.
  • Para el aliño, ponemos todos los ingredientes en una taza con un par de cucharadas de agua y batimos bien para que se combinen.
  • Servimos lo boniatos abiertos por la mitad con el relleno encima y el aliño y rúcula y cilantro fresco para acompañar.
¡Y a disfrutar!

los mejores boniatos rellenos del mundo mundial


¡Qué ricaaaaaa está! Además es super fácil y rápida, lo que más tardan son los boniatos, pero como tampoco tienes que estar muy pendiente de ellos puedes dedicarte a hacer otras cosas mientras tanto. Luego el salteado y el aliño se hace en menos de diez minutos y ya tienes un plato super completo y delicioso en un momento.

¡Tenéis que probarlo!

los mejores boniatos rellenos del mundo mundial


Espero que os haya gustado mucho la receta de hoy, nos vemos muy pronto con más cositas ricas.

¡Un abrazo fuerte fuerte!
GuardarGuardar

lunes, 31 de octubre de 2016

Pastel de Calabaza sin azúcar sano y delicioso...¡Happy Halloween!

¡Hola a todos!

No podía faltar una deliciosa receta con calabaza para celebrar la noche más terrorífica del año. Y si además los ingredientes que lleva son de lo más saludables para tratarse de un dulce pues no le podemos pedir más... ¡pastel rico y sano sin remordimientos! ¡Treat please! :D

He querido recrear la típica receta de pastel de calabaza americano, que tradicionalmente se elabora con una base de masa quebrada y un relleno de calabaza, huevos, mantequilla y azúcar. En vez de estos ingredientes, para la base he escogido una mezcla crujiente de avellanas, coco y dátiles, una combinación que me tiene loca y que estoy poniendo ultimamente en todas las tartas que hago, bien así tal cual o bien con un poco de cacao crudo en polvo para darle un toque chocolateado. Para el relleno utilicé calabaza, leche de avena, avena en copos, sirope de ágave y un poquito de aceite de coco, además de especias varias y el resultado no ha podido gustarme más: un delicioso y especiado sabor a calabaza en cada bocado que además tiene una textura fundente que se deshace en la boca. ¡Está exquisito!

La elaboración no puede ser más sencilla, tan sólo necesitamos una buena batidora o robot para hacer tanto la base como el relleno y luego va todo al horno y... ¡listo!. Yo utilicé mi queridísima Optimum G2.1 que tritura a la perfección los ingredientes de la base para que puedan formar una pasta consistente y deja también perfecto el relleno, quedando cremoso y fino como la seda. ¡Cada día que pasa estoy más enamorada de ella, es la compañera perfecta para una cocina creativa y saludable!


¡Vamos allá con la receta, ya veréis qué fácil!

Ingredientes:

Para la base:

  • 100 g de avellanas
  • 5 dátiles (preferiblemente de la variedad medjool)
  • 70 g de coco rallado
  • 1 pizca de sal

Para el relleno:
  • 400 g de calabaza cruda (peso sin piel)
  • 60 ml de sirope de ágave (6 cucharadas soperas aproximadamente)
  • 3 cucharadas de avena en copos (o de harina de avena) (puedes sustituirla por maizena u otra harina libre de gluten para una versión sin gluten)
  • 40 ml de leche de avena (o cualquier otra leche vegetal)
  • 1 cucharadita de aceite de coco (se puede omitir o sustituir por aceite de oliva o girasol)
  • 1/2 cucharadita de vainilla en polvo (o extracto de vainilla)
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 1/4 de cucharadita de nuez moscada
  • 1/2 cucharadita de jengibre en polvo
  • una pizca de clavo molido
Elaboración:
  • Comenzamos cociendo la calabaza hasta que esté tierna. Para ello, la cortamos en trocitos y la ponemos en una olla o cazo con un pelín de agua, con que cubra un poco la base es suficiente. Dejamos cocinar hasta que esté tierna, más o menos durante unos 20 minutos. Escurrimos bien el agua sobrante y reservamos.
  • Precalentamos el horno a 160ºC. 
  • Trituramos todos los ingredientes de la base hasta que formen una pasta manejable y la extendemos en la base de un molde forrado con papel vegetal. La distribuimos bien para que cubra la base y las paredes. Reservamos.
  • Para el relleno, trituramos todos los ingredientes, incluída la calabaza que ya hemos cocido, hasta que esté todo bien fino y cremoso.
  • Ponemos el relleno sobre la base y horneamos a 160ºC durante una media hora, hasta que veamos que el relleno está más o menos firme. Dejamos enfríar en el molde y ya estará lista para servir...
¡Y a disfrutar!



Mi recomendación es que al distribuir la pasta de la base por el molde, no dejes muy fina la parte superior que recubre los lados del molde, porque es posible que se te churrusque un poco como me paso a mí, así que mejor que quede todo gordito y uniforme aunque no llegue tan arriba y así quedará perfecto.

El pastel aguanta muy bien en la nevera durante varios días, de hecho fresquito está buenísimo, aunque también templado, así que te recomiendo que lo pruebes en todas sus fases para que te quedes con la que más te gusta :D



Especiado, cremoso, fundente, dulce, delicado... ¡Tenéis que probarlo para comprobar que me quedo corta con los adjetivos... es riquísimo!

Espero que os animéis a prepararlo, para esta noche o para cualquiera del año, porque sé que os va a encantar!!! ¡Ya me contaréis qué os parece!

Os mando un besote muy pero que muy fuerte y os deseo que disfrutéis de esta noche en buena compañía... ¡¡¡y mañana del día festivo!!!

¡Un abrazo!

Posdata: en este enlace te cuento más sobre mi Optimum G2.1 y también puedes ver más info pinchando aquí.



Si haces ésta o cualquiera de mis recetas, puedes compartirla en las redes sociales utilizando el hastag  #yoestoycambiandoelchip

¡Me encantará verla! <3
Una foto publicada por B L U E 💙 (@blue_the_weimi) el

¡Blue os desea también una muy feliz noche de Halloween! Podéis seguirla en su instagram si os apetece!!! :D

Muaaaack!!!
Carrot Cake © - DESIGNED BY HERPARK