viernes, 30 de enero de 2015

Espagueti a la Puttanesca

¡Hola a todos!


Después de cocinar por vez primera estos espaguetis con salsa puttanesca el pasado viernes, puedo deciros que serán sin duda alguna uno de mis nuevos básicos en mi recetario semanal.

Había probado esta pasta hace algunos años en un restaurante italiano, y me había encantado, pero desde entonces nunca más la había comido y por fin me animé a prepararla en casa, y aún estoy sorprendida de lo sencilla que es de hacer y sobretodo lo riquísima que sale. ¡Un plato de 10!

Después de mirar los ingredientes básicos en la red, he hecho mi versión de puttanesca a mi gusto, poniéndole más anchoas de las que se suelen poner, y todavía creo que lo pondré más la próxima vez... Sí... no me gustan nada las anchoas jajajaja
¡¡¡Tuve que cortarme para no echarles la lata entera!!!



Aquí os dejo mi receta, perfecta para 2 personas:

Ingredientes:

  • 200 g de espaguetis (yo utilicé de los finitos del todo)
  • 1 lata grande de tomate entero (de las de 800 g netos)
  • 6 anchoas y un poquito de su aceite
  • 2 dientes de ajo
  • 1 guindilla
  • 1 puñadito de alcaparras
  • 14 aceitunas negras, yo las compro con hueso y luego se lo quito, me gustan más como saben :)
  • 1 puñado de perejil fresco
  • 1 cucharadita de azúcar
  • pizca de sal (si es necesaria)
  • pimienta negra recién molida
  • aceite de oliva virgen extra
  • unas lasquitas de parmesano para servir
Preparación:
  • Comenzamos cocinando la pasta en abundante agua hirviendo con sal, hasta que esté a nuestro gusto. Cuando esté lista, escurrimos.
  • Mientras tanto, vamos preparando la salsa, para que justo cuando escurramos la pasta, podamos ponerla en la sartén con la salsa ya hecha.
  • Colocamos un par de cucharadas de aceite de oliva en una sartén y le añadimos el ajo (yo se lo pongo triturado con el machacador de ajos), la guindilla y las anchoas y sofreimos a fuego suave, hasta que el ajo comience a dorarse muy ligeramente (no se nos debe pasar o amargará) y la anchoa se deshaga. En ese momento añadimos las aceitunas, machacadas con las manos, las alcaparras y los tomates de lata, troceaditos en trozos pequeños y sin el jugo de la lata. Añadimos la cucharadita de azúcar y dejamos reducir para que se nos forme la salsita, estará lista cuando se evapore el líquido que sueltan los tomates. Probamos para ver si necesita una pizca de sal y añadimos un poco de pimienta negra recién molida.
  • Añadimos la pasta recién escurrida en la sartén y salteamos para que se impregne bien con la salsa. 
  • Servimos inmediatamente con el perejil fresco troceado, unas lascas de parmesano y un chorrito de aceite de oliva virgen extra.
¡Y a disfrutar!


No me digáis que no tiene una pinta fantástica... ¡pues todo el mundo a animarse con esta receta tan rica! Seguro se convierte también en uno de vuestros básicos de pasta favoritos.

Espero que os haya encantado... ¡nos vemos muy pronto con más recetas ricas ricas!

¡Un abrazo enorme!

martes, 20 de enero de 2015

Noodles con Ternera, Vegetales y Mi Salsita Especial

¡Hola a todos!


Esta mañana os enseñaba en facebook una foto de estos noodles al huevo con ternera, verduritas y una salsa riquísima que se hace básicamente usando otras tres salsas (soja, pescado y teriyaki), ajo y jengibre. El resultado es un plato único delicioso y contundente, con toques dulces y picantes que lo convierten en una auténtica delicia para el paladar. ¡Y se hace en un periquete!

Manos a la obra, para dos personas necesitamos:

  • 175 g de noodles al huevo
  • 1/2 pimiento verde
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1 zanahoria
  • 1/2 cebolla morada
  • 1 chile rojo
  • 2 rabanitos
  • 1 filete de ternera de unos 250 g
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 2 cucharadas de salsa de pescado
  • 1 cucharada de salsa teriyaki
  • 1 cucharada de azúcar moreno
  • 1 trozo de jengibre fresco del tamaño del dedo pulgar más o menos
  • 1 poco de ajo en polvo
  • 1 chorrito de aceite de girasol
  • 1 chorrito de aceite de sésamo tostado
  • semillas de sésamo para espolvorear
  • sal y pimienta
Comenzamos poniendo a marinar la ternera. La cortamos en tiras pequeñas y la disponemos en un bol. Le rallamos el trozo de jengibre por encima, le ponemos un poquito de ajo picado al gusto, la cucharada de azúcar moreno y las salsas de soja, de pescado y teriyaki. Removemos muy bien y lo dejamos reposando mientras preparamos las verduras.

Picamos los pimientos, la zanahoria y la cebolla en cuadrados grandes y los salteamos en un chorrito de aceite girasol, no hay que dejarlos muy tiernos, mejor que queden algo crujientes. Laminamos el chile bien finito y se lo añadimos también. Salpimentamos. Añadimos la ternera con todo el marinado, subimos el fuego y salteamos un par de minutos hasta que la ternera esté a nuestro gusto. 

Para hacer los noodles, tan sólo hay que verter agua hirviendo sobre ellos y dejarlos reposar unos 2-4 minutos. Escurrimos y los ponemos en la sartén con la ternera y las verduras. Le ponemos un chorrito generoso de aceite de sésamo y las semillas de sésamo y le damos unas cuantas vueltas para que se mezclen bien todos los sabores. En el ultimo momento le ponemos los rabanitos laminados, para darle un toque crujiente al plato.

Servimos inmediatamente... ¡y a disfrutar!

¿Qué os han parecido? Tenéis que probarlos porque están riquísimos, en un solo plato hay sabores dulces, salados y picantes, y el toque fresco que le aportan los rabanitos. Es un plato ideal para entrar en calor en estos días gélidos que tenemos :) No tenía cilantro por casa, pero seguro que un poquito por encima justo al servir el plato le va a dar un punto muy especial.

Espero que os haya encantado...
¡un abrazo fuerte!


lunes, 12 de enero de 2015

Pasta de Espelta Integral con Pesto de Rúcula y Nueces

¡Hola a todos!


Lo primero de todo, aprovecho para felicitaros el año, que desde septiembre que no me paso por aquí con alguna receta... Así que les ruego me disculpen y no me lo tengan demasiado en cuenta ;)

Y como siempre que comienza un nuevo año, nos cargamos de buenos propósitos e intenciones, y entre todos los que tengo apuntados en mi agenda, el que ocupa el primer lugar es estar con vosotros con mayor frecuencia que últimamente, que os tengo abandonados y me duele en el alma, porque pocas sensaciones hay tan placenteras en esta vida como escribir una receta para vosotros y que os encante.

¡Así que aquí está la primera receta de este 2015! ¡Y brindemos porque sea la primera de muuuuuuuuuuchas más!

Ya sabéis que me encanta la pasta, en todas sus versiones, y hoy os traigo una receta que me apasiona, pasta al pesto, pero un poquito diferente al clásico pesto de albahaca y piñones, en esta ocasión lo he cambiado por rúcula y nueces y también he cambiado la pasta de trigo por pasta de espelta integral, que está riquísima!

Así que vamos allá con la receta, facilita, rápida y deliciosa...

Ingredientes para 2 personas:
  • 180 g de pasta de espelta integral
  • 40 g de nueces
  • 50 g de rúcula
  • 45 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 1/2 diente de un ajo pequeñito
  • 2 tomates pera
  • 1 calabacín pequeño
  • sal y pimienta
Preparación:
  1. Comenzamos cocinando la pasta de espelta en abundante agua salada hirviendo hasta que esté al dente.
  2. Mientras tanto, preparamos el pesto, triturando las nueces, el ajo, la rúcula y el aceite de oliva con la batidora. Salpimentamos bien y removemos.
  3. Cuando la pasta esté lista, la escurrimos y la mezclamos inmediatamente con el pesto, en un recipiente hondo, para que podamos removerla para que se impregne bien con la salsa. Agregamos los tomates cortados en dados y el calabacín en tiras que podemos hacer fácilmente con un pelaverduras. Removemos de nuevo para que se mezcle todo bien y servimos con un poquito de queso rallado y un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

¡Pintaza, a qué sí!
Están ricos ricos!!! :D

Espero que os haya gustado mucho la primera receta del año...
¡Nos vemos pronto!


martes, 30 de septiembre de 2014

Moussaka Ligera

¡Hola a todos!


Hoy os traigo una versión más ligera de la clásica moussaka griega, sin patata y sin bechamel, y con las berenjenas asadas al horno, y por ello también, más rápida y menos engorrosa de preparar.

Espero que os guste muy mucho :D

Ingredientes para 4 personas:

  • 400 g de carne picada (cordero, ternera o cerdo, yo utilicé ternera en esta ocasión)
  • 1 pimiento rojo picado fino
  • 1 cebolla pequeña picada fina
  • 1 puerro picado fino
  • 2 tomates grandes
  • 1 diente de ajo
  • 1 berenjena grande
  • 3/4 de vaso de vino blanco
  • 2 yogures griegos (puedes utilizarlos 0%)
  • un poco de queso parmesano recién rallado, como cuatro cucharadas y un poco más para espolvorear
  • 2 huevos
  • 2 cucharaditas de maizena
  • romero, tomillo, nuez moscada, menta fresca o seca, comino molido y canela al gusto
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal y pimienta
Preparación:
  • Comenzamos lavando la brenjena y cortándola en rodajas de aproximadamente un centímetro de grosor. La colocamos en un escurridor y la espolvoreamos con un poco de sal y dejamos reposar así una media hora. Así pierde el amargor y el exceso de líquido. La secamos con papel absorbente y la colocamos en una fuente de horno engrasada con unas gotas de aceite de oliva a 180ºC durante unos 15 minutos. Reservamos.
  • Ahora hacemos la salsa de tomate. Picamos el diente de ajo bien fino y lo ponemos en la sartén con un chorrito de aceite de oliva y lo cocinamos a fuego suave, sin que llegue a dorarse. En ese momento añadimos los tomates troceados pequeñitos y salpimentamos al gusto y condimentamos con romero y tomillo al gusto. Dejamos a fuego lento durante una media hora para que se forme la salsa de tomate.
  • Mientras tanto, vamos preparando la carne. Pochamos el pimiento, la cebolla y el puerro en un chorrito de aceite de oliva y salpimentamos al gusto. Cuando esté todo tierno, añadimos la carne picada, salpimentamos y la condimentamos con canela, menta y comino molido al gusto. Es interesante que lleve bastante canela, a mi me encanta el toque que le da.  Cuando la carne ya no esté rosada, le añadimos el vino blanco y dejamos unos minutos para que redeuzca y le añadimos la salsa de tomate. Salteamos un poco más para que se mezclen bien todos los sabores y aromas.
  • En la misma fuente donde hicimos las berenjenas, vamos montando la moussaka, para ello hacemos una capa de berenjena y encima colocamos el relleno, lo cubrimos con otra capa de berenjena y terminamos añadiendo la salsa de yogur griego que hacemos batiendo los huevos con los yogures y el queso rallado y la maizena (se la puse en forma de lluvia con un colador) y salpimentando al gusto y añadiéndole un toque de nuez moscada.
  • Horneamos a 180ºC durante una media hora, hasta que la parte superior esté bien dorada.

Lo ideal es que dejemos reposar la moussaka una media hora antes de hincarle el diente, para que se aposienten bien todos los sabores, es más, al día siguiente estará más estupenda aun :)

Hoy no me enrollo mucho que estoy a tope de curro preparándoos un montón de postres para la Cocina de Alimerka, así que os dejo disfrutando de la moussaka :)

¡Animaros con ella que está muy rica! ¡Da algo de trabajo pero merece la pena!

Un besote enormeeee!!!

viernes, 26 de septiembre de 2014

And the winner is..

¡Mara Campos Moya!

Muchísimas felicidades!!! :)

Y muchísimas gracias a todos por participar!!!

martes, 23 de septiembre de 2014

Pasta a lo Popeye y... ¡SORTEO!

¡Hola a todos!


Hoy os traigo una entrada muy especial, porque a parte de una receta riquísima viene con un sorteo que espero que os encante :)

Hace un par de semanas, desde Ediciones Siruela, me hicieron llegar muy amablemente un ejemplar del último libro de Inés Ortega, Bienvenidos a la cocina. Con ya más de 40 publicaciones y sus colaboraciones culinarias en la revista ¡Hola! es todo un referente de la literatura gastronómica de nuestro país, y algo de culpa tendrán los genes, porque como ya sabréis, Inés es hija de la magnífica Simone Ortega, que tanto nos ha inspirado con su genial 1.080 recetas de cocina, publicado allá por 1972.

Bienvenidos a la cocina, es un recetario muy útil, con un montón de ideas para el día a día, que muy a pesar para los que somos cocinillas, suele traducirse en poco tiempo para pasar en la cocina. Por ello Inés nos trae un total de 114 recetas sencillas y rápidas con las que disfrutar tanto comiendo como cocinando, y entre las que se incluyen ideas para sorprender a los nuestros en las ocasiones más especiales o prácticas propuestas para dos personas, para disfrutar de una cena diferente que le ponga el broche final a cualquier día de la semana.

Además, está pensado para todos los públicos, con especial atención para aquellos que les tienen más miedo a los fogones, con un montón de trucos y nociones sobre equipamiento, técnicas etc, que nos van a venir genial a todos, y que vienen regadas con anécdotas y hasta experimentos culinarios de lo más interesante.

Pero sin duda, lo que más me gusta de esta obra es precisamente lo que os comentaba al principio, el montón de ideas que te da para comer a diario, y además hacerlo de una manera variada y equilibrada. Porque muchas veces, aunque nos alimentemos bien, tendemos a comer lo mismo semana tras semana, así que nuevas propuestas vienen genial para refrescar nuestro repertorio. Y precisamente la receta que he escogido para estrenar el libro es un plato de pasta que preparé ayer mismo para cenar y que nos encantó. Sobretodo porque es un plato que nunca había comido, ya por el nombre adivinaréis que lleva un montón de espinacas. Y yo como muchas espinacas, pero hechas a la crema (a una crema ligera y deliciosa, por cierto) y mezcladas con pasta nunca me las había tomado. ¡Y me encantaron!

El plato lleva una base de bacon muy crujiente. Luego, encima, macarrones con espinacas a la crema, y por último, un toque de frescor gracias a una capa de tomates al natural, coronados por delicioso queso parmesano. ¿Suena genial eh? :)

Pues vamos allá con la receta (en el libro viene para 4 personas, yo os la cuento para 2):

Ingredientes para dos personas:

  • 200 g de macarrones
  • 2 tomates (yo utilicé tomate pera)
  • 1 bolsa de espinacas frescas
  • 15 g de mantequilla
  • 2 dientes de ajo pequeños
  • 100 ml de nata para cocinar (yo usé la versión ligera de Central Lechera Asturiana)
  • 6 lonchas de bacon ahumado cortadas en tiras grandes
  • un trozo de queso parmesano (podéis usar queso rallado de sobre, pero ayer invertí en una cuñita de Parmigiano Reggiano y ¡fueron los 6 euros mejores gastados del año! jajajaja)
  • Un poco de nuez moscada y mostaza en polvo (esto se lo añadí yo a la crema)
  • Sal y pimienta
Preparación:
  1. Comenzamos preparando las espinacas a la crema. Laminamos los ajos muy finitos y los ponemos al fuego en la mantequilla previamente derretida. Cuando comiencen a dorarse ligeramente añadimos las espinacas (hay que usar una sartén muy grande para poder moverlas con facilidad) y las salteamos hasta que suelten toda el agua y se queden muy reducidas. En ese momento añadimos la nata y sazonamos con sal y pimienta, un poco de mostaza en polvo y nuez moscada. Removemos unos minutos hasta que comience a hervir y dejamos que reduzca un poco.
  2. Cocemos la pasta en abundante agua salada hasta que esté al dente, y mientras tanto doramos el bacon en una sartén sin aceite hasta que quede bien crujiente. Cuando la pasta esté lista, escurrimos y mezclamos inmediatamente con las espinacas a la crema. 
  3. Precalentamos el horno a 190ºC. Colocamos en una fuente apta para horno el bacon repartido por toda la base, encima añadimos los macarrones con las espinacas y terminamos con una capa de taquitos de tomate (es mejor quitarles las semillas para que no suelten mucha agua, también puedes quitarles la piel, pero a mi me gusta dejársela) y otra de queso parmesano recién rallado y nos lo llevamos al horno unos minutos, hasta que veamos que el queso está fundido y comienza a dorarse.

¿Habéis visto qué facil? ¿Y sobretodo... qué rico? :)
 Pues así de ricas son todas las recetas que propone Inés en el libro...y hay propuestas la mar de originales, desde unas croquetas de gulas, hasta unos ravioli de salmón en salsa de puerros, pasando por un maki-sushi más sencillo con gambas y lechuga o unos vasitos de quinoa con manzana y dorada... ¡Qué ganas tengo de probar todas las recetas! :)

Y... ahora la pregunta es...
¿Queréis un ejemplar para vosotros? 

¡Porque tengo uno para sortear entre todos los que os animéis a participar!

SORTEO DE UN EJEMPLAR DE BIENVENIDOS A LA COCINA DE INÉS ORTEGA


Podéis participar desde el blog y las redes sociales, haré una lista con todos los nombres que haya, así que si participáis en más de un sitio tendréis más posibilidades de llevároslo :)
¿Cómo participo?
  • En el blog: dejando un comentario en esta entrada. Y si aún no eres seguidor, me encantaría que lo fueses! :)
  • En facebook: tienes que dar Me Gusta en el facebook de Carrot Cake (haz click aquí) y en el de Ediciones Siruela (haz click aquí) y luego dejar un comentario en la entrada del concurso en mi facebook y compartir el concurso en tu muro.
  • En Twitter: tienes que ser seguidor de Carrot Cake (haz click aquí) y de Ediciones Siruela (haz click aquí). Luego retuitea el tuit del sorteo que está en mi perfil (haz click aquí) y menciona en el mismo a @carrotcakeblog y @edicionesiruela
¡¡¡Este viernes día 26 de Septiembre anunciaré al ganador o ganadora!!!

¡Muchísimas gracias por participar y sobretodo, muchísima suerte!

No quiero despedirme sin mandar un abrazo enorme a todo el equipo de Ediciones Siruela por haberme mandado el libro y contar conmigo para organizar este sorteo :) ¡Muchísimas gracias!

Nos vemos el viernes con el resultado... Una vez más, ¡que la suerte os acompañe!
¡Un besote!

lunes, 15 de septiembre de 2014

Pecan Pie

¡Hola a todos!


¿Qué tal estáis? Hoy os traigo un clásico que llevo queriendo hacer desde que lo probé hace ya un par de años en Madrid con mi querida Alicia de Belle Cupcakes. Una tarta de nueces pacanas (o pecanas, nunca sé cuál se dice en español, o si valen las dos) que probamos en Tommy Mel's y que me dejó maravillada por su sabor, intenso y caramelizado, y con el toque crujiente que le dan las nueces, me pareció una auténtica maravilla. Y si aún no la habéis probado, sin duda os la recomiendo... Igual su aspecto no llama tanto la atención como un mega pastel de chocolate o con mil capas de crema, pero os aseguro que será una de las tartas más ricas que habéis probado. La preparé el sábado para llevarla al cumple de un amigo y triunfó!!!

Vamos allá con la receta, muy sencilla, lo más complicao es pelar las nueces, pero si las encontráis ya peladas, pues ese trabajazo que os ahorráis :)

Ingredientes:
200 g de nueces pacanas (peso ya peladas)
100 g de sirope de arce
75 g de mantequilla
100 g de sirope de maíz (también vale Golden Syrup o miel en su defecto)
75 g de azúcar moreno
3 huevos
1/2 cucharadita de sal
1/2 cucharadita de vainilla
una lámina de pasta brisa

Preparación:
1. Colocamos la masa brisa en el molde (de unos 23 cm) y la pinchamos con un tenedor para hornearla hasta que se dore  ligeramente (unos 15 minutos a 190 grados). Sacamos del horno y bajamos la temperatura a 160.
2. Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que esté bien esponjoso y añadimos los siropes sin dejar de batir. Añadimos los huevos poco a poco, la sal y la vainilla y batimos un poco más para que todo se mezcle bien.
3. Añadimos las nueces y removemos y ya ponemos la masa en el molde. Horneamos unos 35 minutos a 160 grados.


Lo ideal es servirla templada, y si es con una bola de helado de vainilla pues mejor que mejor!!!
Como veis es muy facilita de hacer, así que tenéis que animaros con ella!!! 

Espero que os haya gustado mucho mucho!!!
Un abrazo enorme!!!

jueves, 11 de septiembre de 2014

Ensalada de Patata con Salmón Ahumado

¡Hola a todos!


Hoy vuelvo con otra receta super rápida y sana para afrontar con energía nuestra vuelta al cole particular.
Las ensaladas que llevan patata me encantan, la típica con atún me la podría comer cada día sin cansarme, aunque a veces apetece darles un giro para comer algo diferente. En esta ocasión, os propongo una ensalada muy sencilla y con pocos ingredientes, simplemente patata, salmón ahumado, huevo cocido y aceitunas, pero el toque especial va a venir en la salsa, que además es ligerísima, porque está hecha con queso crema light, ajo, un poco de aceite de oliva y limón. Va de cine con todos los ingredientes de la ensalada y es una salsa muy versátil, se la podemos poner también a un buen plato de pasta o para acompañar una carne o un pescado... ¡me encanta con todo!


Vamos allá con la receta:

Ingredientes para dos personas:
  • 2 patatas grandes
  • 100 g de salmón ahumado
  • 1 puñado de aceitunas verdes (yo utilicé arbequinas)
  • 1 puñado de aceitunas negras
  • 1 huevo
  • 2 cucharadas de queso crema ligero
  • 1 diente de ajo grande o dos pequeños
  • un chorrito de zumo de limón y un poquito de ralladura al gusto
  • perejil fresco o seco al gusto
  • sal, pimienta y dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra
Preparación:
  1. Cocemos las patatas en agua hirviendo con sal. Yo las pelo previamente y las corta ya en trozos y las tengo unos 10 minutos. Escurrimos y reservamos. 
  2. Por otro lado, cocemos el huevo también en agua hirviendo 7 minutos, así quedará con la yema bastante líquida, pero si quieres puedes cocerlo unos minutos más. 
  3. Para preparar la salsa, ponemos dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra en la sartén. Laminamos el ajo muy finito y lo añadimos al aceite, solo unos segundos, que comiencen a dorarse, pero no mucho que sino amargan. Añadimos el queso crema, el zumo y la ralladura de limón y perejil al gusto y dejamos que todo se derrita y se convierta en una salsa cremosa. Salpimentamos al gusto y retiramos del fuego.
  4. Montamos la ensalada con las patatas, el salmón ahumado cortado en tiras, las aceitunas (a mi me encanta estrujarlas con las manos), el huevo y terminamos cubriendo con la salsa. 
Se puede disfrutar tanto templada como fría, eso sí, la salsa siempre hay que hacerla en el momento y servirla caliente, porque al enfriarse se espesa mucho por el queso.


Espero que os haya gustado muy mucho :)
¡Y que la probéis!
¡Y que me contéis qué tal!

Besines.


martes, 9 de septiembre de 2014

Lasaña de Calabacín con mi Salsa de Tomate Especial

¡Hola a todos!


¡Por fin vuelvo a estar por aquí con todos vosotros! Y es que entre un cosa y otra, pasan y pasan los días y una casi ni se da cuenta, creo que sabéis bien de lo que hablo :)

Y así como si nada, llevo desde Mayo sin actualizar y ya se me cae la cara de vergüenza!!! Espero que no me lo tengáis muy en cuenta, porque además vuelvo con una receta espectacular, de esas que con cada bocado que te llevas a la boca estás pensando: madre mía que bueno, ¡cómo viví tanto tiempo sin este recetón!

Pues de esas. Y encima super fácil, super rápida y super sana y ligera... ¡Receta 10!

Ya llevo bastante tiempo viendo por la red lasañas y platos de pasta que utilizan los calabacines como si fuesen pasta, pero hasta ahora no me había parado a probarlo. Pensaba sinceramente que un calabacín no podría sustituir el sabor de la pasta, que quedaría mucho más "soso", por decirlo de alguna manera, y tengo que deciros que me equivocaba completamente. ¡Está de muerte! Y es una opción perfecta para esos días que nos apetece comer un poco más ligero. Yo creo que viendo la foto ya estaréis con ganas de poneros manos a la obra :)

Aquí va mi versión de la lasaña de calabacín... Y tomad buena nota de mi salsa de tomate especial, está buenísima y se la pones a cualquier cosa y le da una vidilla alucinante. Yo se la pongo a la pasta, a las alubias, a la carne... ¡a todo! ¡espero que os encante tanto como a mi!

Ingredientes para 2 personas:

  • Un calabacín
  • 4 lonchas grandes y un pelín gruesas de jamón de york (yo utilicé la versión sin grasa ni sal añadida)
  • mozarella rallada, de la que viene en un paquetito
  • 1 lata grande de tomates enteros al natural (de las de 800g)
  • 1/2 cebolla picada muy finita
  • 1 diente de ajo picado muy finito
  • 1 chorrito de vinagre de módena
  • 1 chorrito de salsa Perrins
  • 1 cucharadita colmada de azúcar moreno
  • unas gotas de Tabasco (opcional)
  • Orégano seco, sal y pimienta
  • Dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra y un poquito más para los calabacines.
Preparación:
  1. En una sartén a fuego suave, ponemos las dos cucharaditas de aceite de oliva virgen extra y añadimos la cebolla picada muy fina. Salpimentamos y dejamos que se cocine hasta que se ponga tierna y transparente, en ese momento añadimos el ajo y salteamos todo un par de minutos más. 
  2. Añadimos los tomates, que habremos picado finitos (desechamos el líquido de la lata, sólo nos quedamos con el que quede en la tabla tras picar los tomates). Salpimentamos, añadimos un chorrito de vinagre de módena, otro de salsa Perrins y unas gotas de Tabasco al gusto. Le añadimos el azúcar moreno y orégano seco al gusto y dejamos que se cocine todo a fuego suave hasta que reduzca un poquito, y se forme una salsa de la consistencia deseada. Retiramos del fuego.
  3. Ya sólo nos queda montar la lasaña. Lavamos bien el calabacín (podemos quitarle la piel, a mi me gusta dejársela) y lo cortamos en tiras largas con la ayuda de un pela verduras. Algunas quedarán más finas que otras, pero no importa, iremos montando la lasaña usándolas todas. En la fuente que vayamos a usar para el horno, ponemos un poquito de la salsa de tomate en la base. Hacemos una primera capa con las tiras de calabacín y las salpimentamos y rociamos con unas gotas de aceite de oliva. Colocamos encima dos lonchas de jamón y un poco de mozarella rallada y encima más salsa de tomate. Repetimos el proceso de nuevo (usando más cantidad de todos los ingredientes podemos hacer tantas capas como queramos, en este caso yo hice dos capas de jamón y queso entre tres capas de calabacín) y terminamos con más mozarella. Rociamos con unas gotas de aceite de oliva y al horno a 180ºC hasta que la mozarella esté doradita.


¿Qué os parece? ¿Tiene buena pinta eh? ¡Está alucinante! Y me parece una idea genial para los peques de la casa y también para aquellos a los que os cueste comer verdura, ¡Os va a a encantar a todos!

Bueno, pues espero que os haya gustado mucho y que si la probáis me contéis qué os parece :)

Ya queda poquito verano, pero vengo con las pilas muy cargadas para estar aquí con vosotros con muchas recetas ricas!!! Y una de las que vienen es un clásico americano de esos que tanto me gustan a mi... ¡qué ganas de enseñároslo!

Os mando el besote más grande del mundo.
¡Gracias por estar ahí!
¡Os quiero!


lunes, 5 de mayo de 2014

Cuscús con Calabaza y Alga Wakame al Curry

¡Hola a todos!


Hoy os traigo una de esas recetas que me gustan tanto a mi, porque encierran una explosión de sabores que hacen que cada bocado sea toda una delicia. Y encima rápida, fácil y muy sana... una receta redonda.

¿Os apuntáis? :)

Ingredientes para 1 persona:

  • Una tacita de cuscús
  • Un puñado de algas wakame deshidratadas
  • Un buen trozo de calabaza cortada en dados (unos 200 g)
  • Un diente de ajo
  • Un trozo de jengibre fresco del tamaño de nuestro dedo pulgar aproximadamente
  • Curry al gusto
  • Un chorrito de aceite de sésamo tostado
  • Un poquito de tomillo fresco o seco
  • Aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta
En una sartén a fuego vivo, salteamos los dados de calabaza en una cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra. Salpimentamos y aderezamos con un poco de tomillo y con curry al gusto. Cuando la calabaza comience a estar tierna, añadimos el jengibre rallado y el diente de ajo picado finamente y salteamos un par de minutos más.

Hacemos el cuscús poniendo tacita y media de agua a hervir. Cuando comience a hervir, retiramos del fuego y le añadimos una pizca de sal y curry al gusto. Le ponemos el cuscús, tapamos y dejamos reposar 12 minutos. Mientras tanto, rehidratamos las algas en un bol con agua unos minutos, escurrimos y mezclamos con la calabaza.

Cuando tengamos todo listo, montamos el plato y terminamos con un chorrito de aceite de sésamo tostado.


Espero que hayáis disfrutado con la receta y que os animéis a prepararla, como habéis visto es muy rápida y está deliciosa. Aguanta bien varias horas preparada, por lo que la podemos guardar en un tupper para llevárnosla con nosotros y darle un golpe de microondas en el último momento, aunque también la podemos disfrutar fría, a modo de ensalada de cuscús, está también riquísima!!!

Ya me contaréis que os parece si la probáis.
¡Un besote enorme!


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...