viernes, 23 de junio de 2017

Viernes de Inspiración: Diario de Gratitud

¡Hola a todos!


Viernes de Inspiración y hoy quiero hablaros de un hábito muy poderoso y a la vez sencillo de incorporar en nuestro día a día. Se trata de practicar la gratitud y aprender a mirar a través de sus ojos y este simple gesto os prometo que hace la verdadera difrencia en nuestra manera de ver y relacionarnos con el mundo.

Desde pequeñitos nos enseñan a estar agradecidos con lo que tenemos, pero en el fondo y aunque seamos algo conscientes de ello, sin la práctica se queda sólo en una idea que nos acompaña de vez en cuando. Cuando comienzas a escribir tu diario de gratitud, algo se transforma dentro de ti, es casi algo mágico, y aunque quizás os esté sonando un poquito mísitico, os animo de verdad a practicar este hábito tan sencillo. Basta con hacernos con una libreta y escribir cada mañana y/o cada noche las razones por las que te sientes agradecido ese día. Al principio quizás escribes tres o cuatro, pero cuando llevas unos días siguiendo esta práctica, te sorprenderás a ti mismo llenando hojas completas de tu libreta. Y es que algo hace clik dentro de ti y aprendes a mirar con los ojos de la gratitud y así ver la belleza y la abundancia en absolutamente todas partes, desde esa sonrisa que te dedicó aquel desconocido que te dejó pasar en la cola del supermercado, hasta esa flor en la que te has fijado en el parque y que también te ha arrancado otra sonrisa. Aprendes a valorar todas esas cosas que hace la gente por ti y que hasta ahora quizas dabas simplemente por hecho y no apreciabas el enorme valor que tenían.

Es todo un ejercicio de mindfulness, con el que te centras en las cosas buenas y bellas y siempre ahí donde ponemos nuestra atención, eso se expande y por tanto todo se traduce en algo muy sencillo: eres más feliz, estás de mejor humor y con más optimismo, es como si te pusieras las gafas de ver la vida en rosa 😊

Puedes empezar ahora mismo a incorporar este hábito tan bello en tu vida, simplemente coge papel y boli y piensa en todo lo bueno que te ha sucedido hoy, todo lo que te ha sacado una sonrisa, todo con lo que has conectado y te ha hecho sentir bien, y anótalo todo, dando las gracias por ello. Incluso en los días difíciles siempre hay algo que nos hace sentir bien, algo que puede ser tan cotidiano como el zumo de naranja de las mañanas, pues agradece que hayas podido disfrutarlo y ya verás como inmediatamente te sientes mejor. Esos días difíciles tienen un aprendizaje muy valioso que enserñarnos y si estamos entrenados en el hábito de ser agradecidos seremos capaces de entender esas enseñanzas con mayor facilidad y rapidez, al final todo lleva siempre al mismo punto, a la consciencia y el ser conscientes de las cosas, a quitar el piloto automático y tomar las riendas de nuestra vida.

Espero que este texto os haya inspirado al menos un poquito, que sepáis que cada palabra que estoy escribiendo va desde el agradecimiento infinito que siento al saber que podréis leerme y que quizás algo también cambie dentro de vosotros 🙏 Es todo como un ciclo, un ciclo de auténtica retroalimentación positiva, así que si comenzáis a practicar este hábito me encantaría que me lo hicieseis saber y me contaseis vuestra experiencia.

Os mando un abrazo muy muy fuerte y os deseo que paséis una feliz y mágica Noche de San Juan.

Que todos vuestros deseos se hagan realidad, tan sólo tenéis que quererlos fuerte y dar cada día un pasito hacia ellos.

¡Un abrazo enorme y feliz fin de semana!

Y... GRACIAS 🙌

Reyes.

martes, 20 de junio de 2017

Vichyssoise Vegana con un toque de coco, piña y jengibre

¡Hola a todos!

vichyssoise vegana coco piña jengibre

Llevaba unos días con tres puerros ecológicos hermosos (¡y enormes!) de Supermercados Alimerka en la nevera y ya me venía rondando desde entonces la idea de hacer una vichyssoise, pero quería darle un toque diferente así que me puse a experimentar con lo que tenía en la nevera y se me ocurrió darle un toque tropical y exótico añadiéndole a la receta clásica un toque de coco, piña y jengibre. 

El resultado, una vichyssoise deliciosa, super refrescante y veraniega y sobretodo muy diferente, con mucha personalidad.

Se trata de una versión vegana, en la que he sustituido la nata por leche de coco, de la de lata, y lleva también patata y cebolleta, además del puerro, como las vichyssoises tradicionales.

La receta no puede ser más sencilla y sin duda me parece una idea espectacular para tener a mano en la nevera, sobretodo si vienen invitados, pues su sabor tan especial les va a dejar con la boca abierta...😍 ¡Es que está deliciosa!

vichyssoise vegana coco piña jengibre


La he preparado en mi queridísima Optimum G2.1 y la textura como siempre es maravillosa, cremosa y fina como la seda. Para ello he utilizado el programa específico que tiene para hacer sopas y cremas.

vichyssoise vegana coco piña jengibre

Ingredientes para 4-6 personas:
  • 3 puerros grandes (gorditos gorditos!!!)
  • 2 patatas pequeñas peladas
  • 1 cebolleta
  • 1 lata de leche de coco
  • 1 trocito de jengibre pelado de aproximadamente 2x2 cm
  • 1 buena rodaja de piña fresca
  • sal marina y pimienta al gusto
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • trigo sarraceno activado y semillas variadas para servir
Preparación:
  • Vamos a comenzar partiendo lo puerros, la cebolleta y las patatas en trozos y lo ponemos todo en una cacerola con las dos cucharadas de aceite de oliva. Salteamos unos minutos para que se dore todo un poquito.
  • Añadimos la leche de coco y removemos bien y añadimos también agua hasta que cubra todo unos tres dedos por encima de las verduras.
  • Dejamos cocer hasta que esté bien tierno.
  • Trituramos todo con sal y pimienta al gusto, la piña y el jengibre.
  • Dejamos enfriar a temperatura ambiente y luego llevamos a la nevera durante varias horas para que se quede bien fresquito.
  • Servimos con las semillas variadas, el trigo sarraceno activado y un chorrito de aceite de oliva virgen extra.
¡Y a disfrutar!

vichyssoise vegana coco piña jengibre


¡Mmmmm qué rica está! Y sobretodo qué fresquita y qué bien entra con estos calores... ¡una receta 10 para este verano!

Espero que os haya encantado, pero sobretodo que os animéis a probarla y me contéis qué os parece 🙌

¡Nos vemos este viernes con un poquito de inspiración!

Hasta entonces, ¡os deseo una muy feliz semana!

¡Un abrazo!

Reyes.

Posdata: para más información sobre la Optimum G2.1 te cuento todos los detalles aquí. Y si quieres verla en funcionamiento no te la pierdas en mi canal de Youtube.

viernes, 16 de junio de 2017

Viernes de Inspiración: plantilla para los gastos semanales inspirada en el método Kakebo

¡Hola a todos!


Hoy es viernes de inspiración y quiero haceros un pequeño regalito, se trata de una plantilla que he hecho con todo mi cariño para que podáis llevar un seguimiento de vuestros gastos semanales inspirada en el famoso método de ahorro japonés Kakebo, una herramienta muy sencilla y práctica para ser conscientes de en qué y cómo gastamos nuestro dinero. Igual piensas que tienes todo este asunto controlado, pero lo cierto es que sin llevar un mínimo seguimiento es muy difícil que tengamos verdad acerca de nuestra economía doméstica.

Vamos a explicar el método paso a paso, para que así podáis sacar el máximo partido a vuestra plantilla. Tan sólo vais a necesitar una hoja en blanco, lápiz o boli y la plantilla, que podéis descargaros en este enlace.

¡Comenzamos!

A principio de cada mes vamos a coger una hoja en blanco y vamos a anotar en ella por un lado todos los ingresos que tengamos y por otro todos los gastos fijos (alquiler, hipoteca, agua, luz, gas, teléfono fijo y móvil, internet, educación, gimnasio, plaza de parking, seguro médico, cuota de autónomos, abono de transporte, colegio, créditos y deudas...). 

Sumaremos por un lado el total de ingresos y obtendremos el resultado A.

Por otro lado sumaremos el total de gastos fijos para obtener el resultado B.

Ahora establecemos la cantidad de dinero que queremos ahorrar ese mes y lo anotamos, será el resultado C.

Ya sólo nos queda hacer una sencilla operación para calcular el total disponible en nuestro monedero para ese mes:
A - (B+C) = disponible en el monedero

Ahora el Kakebo propone establecer algún objetivo mensual a cumplir, como por ejemplo, ir andando al trabajo para ahorrar en transporte o llevarme el snack de media mañana preparado desde casa. También podemos hacer alguna promesa, como no tocar absolútamente nada del dinero destinado a ahorro.

Y ya tenemos todo lo necesario para poder rellenar semana a semana nuestra plantilla de gastos semanales. Cada semana que pase tenemos que ir restando el total semanal del monedero para así saber siempre cuánto dinero real tenemos disponible.

Revisando a final de mes

Al llegar a fin de mes volveremos a coger una hoja para valorar el progreso que hemos hecho durante el mismo. Para ello vamos a hacer lo siguiente:

  1. Sumamos el total de gastos semanales para establecer el total de gasto mensual.
  2. Restamos el total de gasto mensual del monedero para ver si nos ha sobrado algo de dinero.
  3. Responder a las siguientes preguntas: has logrado alcanzar tus objetivos mensulaes? has cumplido tus promesas? has conseguido mantener tu ahorro inicial intacto?
  4. Reflexión sobre tus éxitos, esfuerzos, fracasos...
  5. Establecer los gastos mensuales totales por categorías, es decir, en supervivencia, ocio y vicio, cultura, extras y otros, para así saber cuánto dinero empleamos al mes en cada una de ellas.

¡Y eso es todo!

Como veis, tan sólo dedicándole unos minutos cada día podemos tener nuestros gastos bien controlados y sacar conclusiones e información muy útiles que nos puede ser valiosísima para mejorar nuestra economía doméstica y cumplir nuestros objetivos financieros. Os animo sin duda a que le deis una oportunidad a este método porque estoy segura de que os va a gustar muchísimo, es muy sencillo y práctico y apenas te quita tiempo. Y si sois más digitales, podéis hacer vuestra propia hoja excel o similar para llevar el control de vuestro gasto.

¡Espero de todo corazón que os haya gustado y os sea muy útil!

Ya me contaréis qué tal os va el método si lo aplicáis.

¡Un abrazo muy fuerte!

Reyes.

lunes, 12 de junio de 2017

Berenjenas rellenas de quinoa

¡Hola a todos!


Ya va llegando el calor y va apeteciendo menos encender el horno, pero estas berenjenas están tan tan ricas que son perfectas para disfrutar durante todo el año. ¡Vamos que merece la pena con creces pasar un poquito de calor preparándolas!

Para rellenarlas utilizo quinoa, que salteo verduritas y salsa de tomate y para gratinarlas y que queden muy cremosas hago una bechamel de avena que está de rechupete y tiene un sabor muy especial.

¡Así que no me enrollo más y pongámonos el delantal! :)

Ingredientes para 2 personas (ó una hambrienta, como suele ser mi caso 😇)

  • 1 berenjena grande
  • 1 cacito de quinoa (yo utilizo uno de 100 ml de capacidad)
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1/2 pimiento verde
  • 1 zanahoria grande
  • 1/2 calabacín
  • 1/2 cebolla grande
  • 400 ml de salsa de tomate
  • 1 cucharada de harina de avena (o cualquier otra harina)
  • aproximadamente 400 ml de leche de avena
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • nuez moscada al gusto
  • sal marina y pimienta negra recién molida
  • parmesano vegano y orégano seco para espolvorear
Preparación:
  • Vamos a comenzar horneando la berenjena, para ello la partimos por la mitad de forma longitudinal y le hacemos unos cortes. La ponemos en un recipiente o bandeja apta para horno y le ponemos un chorrito de aceite de oliva por encima. Horneamos a 910C unos 25minutos hasta que esté tierna. 
  • Mientras vamos lavando muy bien la quinoa bajo el grifo para quitarle el exceso de amargor. La ponemos en dos cacitos de agua hirviendo (200 ml) con una pizca de sal marina y bajamos el fuego al mínimo, tapamos y dejamos cocinarse durante 20 minutos.
  • Mientras se hace la quinoa, picamos todas las verduras y las salteamos unos minutos en una sartén con una cucharada de aceite de oliva, y sal y pimienta al gusto hasta que comiencen a ponerse tiernas. En este punto añadimos la salsa de tomate y dejamos que se vaya cocinando lentamente hasta que esté la quinoa y las berenjenas.
  • A la vez, vamos preparando la bechamel. Para ello colocamos la cucharada de harina de avena junto con una cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra en un cazo a fuego medio hasta que se forme una pasta que dejaremos tostarse un par de minutos para que la harina pierda el sabor a crudo. En ese momento comenzamos a añadir muy poco a poco la leche de avena fría, sin dejar de revolver y vamos añadiendo tanta leche como queramos, teniendo en cuenta que cuanto más trabajemos la bechamel más espesa se quedará. Yo suelo utilizar unos 400 ml de leche de avena aproximadamente.
  • Cuando la quinoa esté lista la ponemos en la sartén con las verduras y lo mismo hacemos con las berenjenas. Sacaremos toda la pulpa coun una cuchara o tenedor, con cuidado de no romper la piel y lo añadimos troceado a la sartén. Mezclamos bien durante un minuto y repartimos la mezcla en las dos berenjenas vacías.
  • Colocamos las berenjenas en la bandeja del horno y las cubrimos con la bechamel, el parmesano vegano y un poco de orégano seco. Horneamos unos minutos para que se dore un poquito todo.
¡Y a disfrutar!

¡Tienen buena pinta eh! Están sencillamente delciosas. Son unas cuantas elaboraciones que hay que ir haciendo a la vez, pero la receta en sí no es nada complicado. Podemos usar quinoa que tengamos ya cocida para ahorrar tiempo, al igual que la bechamel, que también puede hacerse con antelación y aguanta hasta tres días en la nevera.

¡Espero que os animéis a probarla muy pronto y que os encante! ¡Incluso fría está deliciosa!

Os mando un abrazo muy fuerte y os deseo un muy feliz inicio de semana.

Reyes.
GuardarGuardar

viernes, 9 de junio de 2017

Viernes de Inspiración: Miguel Camarena, un crack de la motivación y el deporte

¡Hola a todos!


Es viernes de inspiración y la entrada de hoy va dedicada a una persona que sin duda es capaz de inspirar con su energía contagiosa a cualquiera. Él es Miguel Camarena, al que seguro muchos ya conoceréis y del que me declaro fan absoluta, pues admiro muchísimo a la gente que destila pasión e ilusión por lo que hace por los cuatro costados. No hace falta nada más que escucharle pronunciar una o dos palabras y ya te sientes mejor, porque él es pura energía positiva, es vibrante, simpático, motivador, cree en su causa y es coherente con ella y eso me parece sencillamente admirable.

Miguel es además vegano y es el vivo ejemplo de que se puede llevar este tipo de alimentación y estar fuerte y saludable. Sólo hay que verle para corroborarlo, ¡su energía y vitalidad parece no tener fin!

Si queréis incorporar hábitos más saludables en vuestro día a día no os podéis perder sus redes sociales, en especial Instagram (tengo que confesar que estoy muy enganchada a sus stories 🙊)y Youtube. Yo ya estoy poniendo en práctica muchos de los trucos de Miguel para llevar una vida más activa, como por ejemplo cada hora hacer 10 sentadillas, son gestos muy sencillos que no cuestan nada pero que al final del día suman y mucho. Siempre me ha encantado llevar una vida activa, pero desde que conozco a Miguel esa pasión se ha multiplicado por 10, sin duda me ha contagiado su espíritu de constante superación y hasta me he hecho con una pulsera de actividad para monitorizar todos mis progresos, estoy super motivada.

Una de las cosas que más me gustan de él es precisamente las metas tan realistas que propone, estoy segura de que todos podemos mejorar enormente nuestros hábitos tan sólo poniendo en práctica algunas de ellas. 

Por ejemplo, esta rutina para tener un core fuerte de tan sólo cuatro minutos es super fácil de incorporar en nuestro día a día y lo cierto es que funciona de maravilla, yo llevo un par de semanas practicándola a diario y se nota un montón.



Me hace muchísima ilusión poder dedicar esta entrada a una persona tan especial como Miguel. Su objetivo y motor en la vida es poder ayudar a más de un millón de personas a conseguir su mejor versión de sí mismos y no me cabe duda de que lo va a conseguir muy pronto, porque cree en su sueño y cada día camina con pasión hacia él. Así que quiero agradecerle el enorme impacto positivo que ha tenido en mi compartiendo esta humilde entrada, que si hace que alguna persona más le conozca y llegue hasta él, pues yo me sentiré muy satisfecha de poder aportar mi granito de arena al este proyecto tan bonito que tiene Miguel.

Gracias Miguel, por compartir tu pasión con todos nosotros, eres un crack y vas a llegar allí donde te propongas, sin duda tienes todos los ingredientes para triunfar con tu proyecto que encima es tu pasión. Estoy segura de que vas a servir de inspiración a muchísimas personas y eso es lo más bonito, porque el mundo necesita de mucha más gente como tú, tan apasionada y entregada a su causa.

¡GRACIAS!

Y gracias a vosotros, por compartir un viernes más este pequeño momento de inspiración.

¡Os mando un abrazo muy fuerte y os deseo un muy feliz fin de semana!

Reyes.
Carrot Cake © - DESIGNED BY HERPARK