lunes, 22 de mayo de 2017

Galletas estilo Chiquilín Energy caseras... ¡deliciosamente saludables!

¡Hola a todos!



He de confesar que son muchos los paquetes de Chiquilín Energy que me comí a lo largo de mi vida... 😂😂😂 Están tan ricas y son tan cómodas de llevar a cualquier parte que eran uno de mis snacks favoritos para llevarme al cole y después a la universidad. Y ahora hace ya unos cuantos años que no me tomo ninguna y el otro día las estaba viendo en el supermercado y me estaban apeteciendo, pero pensé que tenía que hacer una versión casera, saludable y muy rica, al estilo ¡cambia el chip!.

Y así ayer me puse a experimentar con lo que tenía por la despensa y salieron estas galletas tan tan ricas, que en su forma y textura de parecen un montón a las originales pero que de sabor para mi gusto las superan con creces... ¡están increíbles!



Son muy rápidas y sencillas de hacer y no requieren más que unos pocos ingredientes, así que no me enrollo más y vamos allá con la receta:

Ingredientes:
  • 180 g de copos de avena
  • 90 g de harina de coco
  • 125 ml de sirope de arce (o ágave, o cualquier otro, pero el de arce les da un sabor más rico)
  • 125 ml de aceite de coco derretido
  • 2 vainas de vainilla
  • 1 pizca de sal
  • nibs de cacao crudo para espolvorear

Preparación:
  • Vamos a comenzar precalentando el horno a 180ºC.
  • Ponemos los copos de avena en el vaso de la vatidora y trituramos hasta obtener una harina fina, en mi caso lo hago con el programa Grind de mi Optimum G2.1.
  • Una vez que tenemos la harina de avena la colocamos en un bol con la harina de coco, el sirope de arce, el aceite de coco derretido, las semillas de la vainilla y la pizca de sal y removemos todo con una espátula. Como veis más fácil imposible :)
  • Ponemos la mezcla en un molde cuadrado o rectangular forrado con papel vegetal, yo utilicé el mío de brownie de Ikea que mide 16x19, pero podéis utilizar uno más grande si las queréis más finitas.
  • Distribuímos bien la masa en el molde ayudándonos con las manos y espolvoreamos por encima los nibs de cacao crudo.
  • Horneamos 15 minutos, vais a ver que se hincha pero que no cunda el pánico que vuelve a su forma planita una vez fuera del horno.
  • Mientras aún están templadas, sacamos del molde y cortamos en forma de barritas con un cuchillo grande.
  • Dejamos enfríar completamente y luego llevamos a la nevera y las conservamos allí.

Habéis visto qué fáciles? Con estas cantidades  y en mi molde salen 16 galletas como las de la foto.
¡¡¡Tenéis que probarlas por que están de vicio!!!

Lo de guardarlas en la nevera puede parecer un poco raro, pero veo siempre que las recetas que llevan aceite de coco suelen guardarse de esta manera y lo cierto es que se les queda una textura mucho más rica que a temperatura ambiente, así que os recomiendo que lo probéis.



¡Espero que os haya encantado la receta! Se hacen en un periquete, así que no hay excusa para no disfrutar de galletas caseras y sanas toda la semana 😍

¡Nos vemos el viernes!

¡Un abrazo muy fuerte!

Reyes.
GuardarGuardar

viernes, 19 de mayo de 2017

Viernes de Inspiración: dos conferencias maravillosas para disfrutar este fin de semana

¡Hola a todos!

Es Viernes de Inspiración y quiero compartir con vosotros dos conferencias que me he visto esta semana y que me han tocado muy adentro. Dos conferencias de dos expertos en el desarrollo personal como la copa de un pino, Mario Alonso Puig y Enric Lladó.

Reinventarse, por Mario Alonso Puig

Del doctor Mario Alonso Puig había oído hablar en numerosas ocasiones, pero nunca le había visto en acción ni había leído nada suyo. Esta semana, mi queridísima Imma de Living with Choco recomendó uno de sus libros y sabiendo que ella es una apasionada de toda la obra de Mario, supe sin duda que me iba a enganchar porque Imma para mi es todo un referente en el mundo del desarrollo personal, y todo lo que recomienda me encanta,  destila energía, pasión e ilusión por los cuatros costados en todo lo que hace, y por ello sé que si ella lo recomienda tiene que ser bueno. 


Pues bien, Imma recomendaba como imprescindible una de sus obras más famosas, el libro Reinventarse, con el que por cierto me acabo de hacer hace un momento :) Y es que llevo literalmente toda la semana viéndome conferencias de Mario, me apasiona lo sensatas y directas que son todas las ideas que transmite, vienen hacia ti con tanta fuerza que no puedes hacer nada por esquivarlas, simplemente te calan bien profundo.  Es sin duda una fuente de inspiración inagotable, y ya estoy deseando comenzar esta noche a leerme el libro, tengo el presentimiento de que me va a marcar mucho.

El currículum de Mario es impresionante, pero un buen día decidió dejar su puesto de cirujano para seguir un sueño que se llevaba paseando por su mente desde mucho tiempo atrás, estudiar y divulgar el desarrollo personal mediante conferencias y libros. Sin duda un salto que tuvo que dar muchísimo vértigo, pero que no ha hecho más que traerle alegrías y creo que tenemos mucho que aprender de experiencias como esta.

Aquí os dejo la primera conferencia que vi de él y con la que ya me atrapó definitivamente. Maravillosa.




El Poder de las Palabras, por Enric Lladó


A Enric llegué por casualidad navegando de vídeo en vídeo el otro día y me conquistó desde el segundo uno con su espontaneidad y su sentido del humor. Es especialista en un tema que me tiene fascinada desde hace tiempo y que es la PNL o programación neurolinguística. Tengo en mente escribir un post exclusivo sobre el tema, pero la PNL básicamente agrupa técnicas de desarrollo y liderazgo personal que se basan principalmente en el enorme efecto que pueden causar las palabras en nuestro sistema neurológico y como todo ello está relacionado con diferentes patrones automáticos que desarrollamos en nuestro día a día. Dentro de muy poquito lo hablaremos con más calma.


Enric es simplemente un crack de la comunicación y os daréis cuenta de ello nada más que comencéis a escucharle. Además tiene una frescura maravillosa trasmitiendo y sin duda esta conferencia es muy útil para mejorar un poquito más nuestro día a día, creo que en general apenas somos conscientes de la crucial importancia que tienen las palabras que decimos, tanto a los demás como a nosotros mismos, es decir, nuestros pensamientos. Y al final volvemos al tema de la semana pasada, de la importancia de la consciencia en todo lo que hacemos en cada momento. Un tema sin duda apasionante que Enric borda en esta genial charla.

Aquí os la dejo:




Y ya con esto me despido, espero que podáis echarles un vistazo cuando tengáis algo de tiempo porque estoy segura de que os van a encantar. Luego no quiero reclamaciones si no podéis dejar de enlazar vídeo tras vídeo de estos dos cracks del desarrollo personal :)


¡Os deseo un muy feliz fin de semana!

Un abrazo enorme.

Reyes.

lunes, 15 de mayo de 2017

Magdalenas de Calabacín... ¡Deliciosamente sanas!

¡Hola a todos!



Esta receta me tiene completamente enamorada. Unas tiernas y esponjosas magdalenas cuyo protagonista indiscutible es el calabacín, aportándoles muchísima jugosidad y una textura irresistible, pero que al tener por otro lado un sabor muy neutro, deja destacar las notas de la vainilla, la canela y los nibs de cacao, que dan el toque especial a estas deliciosas magdalenas.



La receta la he adaptado de ésta de Well Plated, una web que me encanta y que tiene unas recetas magníficas. En vez de usar harina de trigo, he optado por hacer mi propia harina con copos de avena, por que ya la he utilizado así en otras recetas y me encanta el resultado. Para ello la trituro con el programa Grind (moler) de mi Optimum G2.1, y en menos de un minuto tengo una harina de avena suave y perfecta para utilizar en cualquier receta.


Para endulzarla, Erin nos propone usar miel y azúcar moreno, pero yo lo he cambiado por azúcar de coco, que hace poquito que he comenzado a usarla y me tiene enamorada, ¡menudo sabor tiene, te la puedes comer a cucharadas! :) Es la primera vez que horneo con ella y me ha encantado el resultado, sólo tenemos que tener en cuenta que endulza un poco menos que el azúcar blanca común, por lo cual podemos echar un poquito más, pero yo lo que hice fue respetar las cantidades de la receta y luego espolvorear cada magdalena con un poco más de azúcar de coco antes de meterlas al horno y para mi han quedado perfectas de dulzor, pero si sois demasiado golosos os recomiendo que añadáis un poquito más a la receta.


La receta no puede ser más fácil, ¡así que vamos allá!

Ingredientes para 12 magdalenas:
  • 2 tazas de calabacín rallado (yo utilicé uno mediano y le dejé la piel)
  • 1 plátano mediano maduro, machacado con un tenedor
  • 2 huevos
  • 60 ml de aceite de coco derretido 
  • 150 g de azúcar de coco y un poquito más para espolvorear
  • 2 vainas de vainilla
  • 1 cucharadita colmada de canela en polvo
  • 2 buenos puñados de nibs de cacao crudo
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1 cucharadita de levadura
  • 250 g de harina de avena (en mi caso copos triturados)
  • 1/2 cucharadita de sal
Preparación:
  1. Comenzamos precalentando el horno a 180ºC y preparamos un molde de muffins con 12 papelitos para las magdalenas.
  2. En un bol mezclamos los huevos con el plátano machacado, el aceite de coco, el azúcar de coco y la semillas de las vainas de vainilla, batiéndolo todo bien hasta que esté cremoso.
  3. Tamizamos encima la harina de avena y le añadimos la canela, la sal y el bicarbonato y removemos todo bien con una cuchara.
  4. Estrujamos el calabacín con la manos para quitarle el exceso de agua y lo añadimos a la mezcla, junto con los nibs de cacao y removemos todo bien con una cuchara hasta que se integre.
  5. Repartimos la mezcla entre los doce papelitos y espolvoreamos con un poquito más de azúcar de coco.
  6. Horneamos unos 18 minutos, hasta que hayan subido y estén dorados.
  7. Dejamos enfriar unos cinco minutos en el molde y luego los pasamos a una rejilla metálica para que se enfríen por completo.
¡Y a disfrutar!



Sin duda se trata de una receta muy especial, tanto en cuanto a sabor como a textura y esponjosidad, estoy segura de que os van a encantar, ¡así que no dejéis de probarlos! Y encima sabiendo que son un bocado saludable uno se los come la mar de agusto :) ¡Ya no van a faltar en mis desayunos y meriendas cuando tenga antojo de un bocado dulce y esponjoso!

Espero de todo corazón que os hayan encantado, pero sobretodo que os animéis a prepararlos y me contéis qué os han parecido.



Os mando un abrazo enorme... ¡muy buenas noches! 

Posdata: para más información sobre la Optimum G2.1 te cuento todos los detalles aquí. Y si quieres verla en funcionamiento no te la pierdas en mi canal de Youtube.

viernes, 12 de mayo de 2017

Viernes de Inspiración: Meditación, bendito tesoro.

¡Hola a todos!


Es Viernes de Inspiración y quiero contaros mi experiencia con un hábito que me parece simplemente maravilloso para incorporar en nuestro día a día. En el librito de ¡Cambia el Chip! os conté un poquito sobre el tema y sin duda es algo en lo que tenía ganas de meterme más a fondo dedicándole un post completo pues creo firmentente que puede ayudar a todas las personas que se animen a darle una oportunidad.

Todo esto lo escribo desde mi humilde opinión y experiencia, ya me encantaría a mi poder deciros que medito 45 minutos diarios en la posición del loto, pero nada más lejos de la realidad ;) Vamos, que soy toda una aprendiz de la materia, pero aún así, los beneficios que noto son brutales.

Mi primer contacto "en serio" con la meditación fue cuando comencé a practicar yoga hace ya cinco años. Hasta entonces, pues alguna vez había intentado hacer alguna cosilla por mi cuenta en casa, pero a los dos minutos me parecía que estaba perdiendo el tiempo y abandonaba sin darle mucha más oportunidad. Como ya os he comentado en alguna ocasión, incorporar el yoga en mi vida me ha traído cambios muy profundos a todos los niveles, sobretodo a nivel de conectar con mi cuerpo y con mi mente, es algo que me sigue fascinando cada vez que lo practico, y también fuera de la esterilla, porque aprendes a incorporarlo casi de manera inconsciente en tu día a día. Yo lo definiría como estar más presente, más conectada con el momento que está sucediendo justo ahora mismo. Y para conectar no hay nada mejor que desconectar, me explico: estamos rodeados de estímulos y (pre)ocupaciones y la mayoría del tiempo llevamos un ritmo frenético. Tan sólo parándonos a tomar unas respiraciones profundas podemos notar como nuestra mente se viene al aquí y ahora y una ola de bienestar recorre nuestro cuerpo... en ese momento acabamos de desconectar del mundo para conectarnos a nosotros mismos. Yo solía asociar la meditación con dejar la mente completamente en blanco y alcanzar un estado de desconexión total próximo al éstaxis, por lo que siempre desistía porque me parecía completamente imposible. Pero en realidad ahora sé que es una idea mucho más sencilla pero a la vez mucho más poderosa, es parar, respirar y desconectar para conectar. Todo se reduce a ello.

Y cuándo y cómo puedo empezar?

La buena noticia es que lo podemos hacer en cualquier lugar y en cualquier momento. Como si solo es durante un minuto, el inmediato binestar que ofrece es maravilloso. 

Ahora mismo, en este momento, cierra los ojos y toma unas cuantas respiraciones profundas, sintiendo cada sensación que inunda tu cuerpo, como el aire entra por la nariz, como va llenando tu abdomen, como se expande por todo tu cuerpo para casi inmediatamente abandonarlo. Qué tal, cómo te sientes? Conectar con esas sensaciones es una forma estupenda de desconectar de todo lo demás y regalarnos un preciado momento de paz, es en definitiva salud para cuerpo y mente. Meditar es una estupenda forma de practicar el ahora tan de moda mindfulness, es decir, el traer la mente al momento presente para poner todos nuestros sentidos en lo que esta sucediendo en este preciso instante. 

Para mi, la forma más sencilla de comenzar a ponerlo en práctica es prestando toda nuestra atención a la respiración. Puedes contar cada vez que inspiras y espiras, o bien centrarte en que cada inspiración dure lo mismo que cada espiración, por ejemplo contando hasta 4 ó 6 ( lo que necesites) durante cada una de ellas. Puedes hacerlo en un lugar tranquilo y en una postura que te resulte cómoda, pero también puedes hacerlo en cualquier sitio, incluso mientras caminas por la calle o estás en el autobús. Si derepente te das cuenta que estás pensando en cualquier cosa, vuelve a empezar a centrarte en la respiración sin darle más importancia al asunto, cuando lleves unos días practicando verás como cada vez te distraes menos y alcanzas estados más profundos de conexión. Unos minutos al día son milagrosos y no te robarán apenas nada de tu tiempo comparado con todos los beneficios que vas a sentir desde el día 1, así que creo que sin duda merece la pena intentarlo. 

Otra opción que me encanta y que veo muy útil sobretodo si estás comenzando son las meditaciones guiadas, es decir grabaciones que te van diciendo lo que tienes que hacer o en lo que tienes que pensar, y al oir a alguien dándote las indicaciones pues es más sencillo que te concentres en lo que la persona está diciendo y no se te vaya la cabeza por los cerros de Úbeda.  Aquí te dejo dos meditaciones guíadas que me encantan:


Esta es una meditación guíada para relajar todo nuestro cuerpo, por lo que es ideal para practicar por la tarde o por la noche, antes de irnos a dormir.


Este otro vídeo es una meditación a base de repetir el mantra Sa (nacimiento o infinidad), Ta (vida), Na (muerte) y Ma (renacimiento). En esta página podéis leer todo acerca de esta meditación clásica del kundalini yoga, pero básicamente se trata de cantar el mantra guiados por el video, primero en voz alta, luego en susurros y por último en silencio, cantándolo en nuestra mente. Esta es la parte de la meditación que más me gusta, porque te quedas literalmente en la gloria y cuando vuelven a comenzar los susurros te prometo que es como si hubieses estado en alguna parte muy lejos y derepente tuvieses que volver a la realidad, es una sensación maravillosa. Igual os parece un poco raro al principio eso de ponerse a repetir durante 11 minutos una secuencia de palabras, entiendo que si no estás acostumbrado a estas cosas pueda resultar demasiado místico para algunas personas, pero yo os animo a que probéis a ver qué sensaciones os transmite. Si te gusta y continúas con la práctica, pasará a ser algo de lo más cotidiano en tu día a día.

Estas dos meditaciones son ideales para practicar por la noche, porque por lo menos a mi me relajan un montón, pero en realidad, si las haces por la mañana pues también estás preparándote para tener un día genial. A mi por la mañana según me despierto me gusta quedarme unos minutos prestando atención a mi respiración, es una forma genial de comenzar el día con la mente despejada y no con millones de tareas y cosas por hacer ya revoloteando desde el segundo cero. Pronto os hablaré de un tema que me fascina y que son las rutinas de mañana, sin duda la mejor forma que puede existir para tener un día 10 desde el instante en el que abrimos los ojos.

Y bueno, hasta aquí el post de hoy, espero que os haya parecido interesante y útil y que si os apetece compartáis con todos nosotros en los comentarios si la meditación ya forma parte de vuestra rutina, qué opinión tenéis acerca de ella, si os vais a animar a probar... Me encantaría conocer vuestra experiencia y si tenéis alguna meditación para recomendar y compartir también sería genial.

Os deseo un hermoso fin de semana...

¡Un abrazo enorme!

Y gracias por estar ahí :)

Reyes.


lunes, 8 de mayo de 2017

Espaguetis de Calabacín con Boloñesa de Soja

¡Hola a todos!


Hoy os traigo una super receta que tenía ya muchísimas ganas de compartir con todos vosotros, unos deliciosos espaguetis de calabacín con una increíble boloñesa de soja que sabe a gloria bendita, para comérsela sóla a cucharadas vamos. 

Hace ya un par de años que me hice con mi espirilizador de Hemsley & Hemsley y estoy encantada con él, aunque lo cierto es que no le doy todo el uso que se merece, ya que siempre lo utilizo con el calabacín pero lo cierto es que puedes ponerle patatas, boniato, remolacha, zanahoria, manzana etc... ¡Tengo un par de recetas fichadas para darle nuevos usos, así que espero compartirlas muy pronto con vosotros!

Una de las cosas que más me gustan de esta receta es lo ligera que es, pero a la vez es muy reconfortante. Te la comes y es como si te acabases de comer unos espaguetis a la boloñesa tradicionales, pero en cambio en cuanto terminas no tienes ganas de echarte una buena siesta... Al contrario, te sientes ligero y con ganas de ponerte a lo que sea que tengas que hacer. ¡Sientan super bien!



Me gusta utilizar el calabacín en crudo, para así incorporar una ración de hortaliza cruda con todos sus nutrientes intactos en mi menú, pero pueden pasarse un poco por la sartén en plan salteado, o incluso hervirlos un par de minutos en agua igual que si fuesen espaguetis normales. En este caso podríamos acompañar el plato de una buena ensalada verde.

La receta es super fácil y en unos 30 minutos tendremos listo un plato sano y delicioso, para chuparse literalmente los dedos. ¡Si nunca habéis probado la boloñesa de soja esta receta os va a sorprender muchísimo, os prometo que os va a costar mucho encontrar la diferencia con la boloñesa tradicional! De hecho, si no decís nada a los que la prueben, probablemente piensen que están tomandose una boloñesa clásica con carne picada... ¡Es alucinante!

La soja texturizada, que ya os enseñé en la receta del Shepherd's Pie Vegano, es super fácil de cocinar. Dependiendo de la marca se hace de distintas maneras. Yo utilizo la Protina de Mimasa y es la más sencilla de todas, pues sólo hay que ponerla a remojo 10 minutos y la tendremos lista para usar igual que si fuese carne picada.




¡Vamos allá con la receta!

Ingredientes para 2 personas:

  • 1 calabacín grande (o dos pequeños)
  • 1/2 limón (opcional)
  • 2 zanahorias grandes
  • 4 ramitas de apio
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 lata grande de tomate triturado 
  • 1 cucharadita de tomillo seco
  • 1 cucharadita de romero seco
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • 1/4 de cucharadita de comino seco
  • 1/4 de cucharadita de nuez moscada
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 chorrito de vinagre de manzana
  • 1 cucharadita rasa de azúcar de coco (o cualquier otro endulzante)
  • sal y pimienta al gusto
  • 2 cacitos de soja texturizada (el mío es de 100 ml de capacidad)
  • parmesano vegano para servir
Preparación:
  1. Lo primero que vamos a hacer es hidratar la soja texturizada en un poco de agua, durante 10 minutos, en cuanto la tengamos lista, escurrimos y reservamos.
  2. Mientras tanto vamos preparando la salsa, para ello vamos a picar a dados finos la zanahoria, la cebolla y el apio y lo vamos a poner en una sartén con las dos cucharadas de aceite de oliva y una pizca de sal para que comiencen a ablandarse.
  3. Añadimos todas las especias y dejamos que se cocinen un poco para que desprendan bien sus aromas. 
  4. Cuando todo esté tierno, añadimos la lata de tomate triturado y salpimentamos al gusto y le añadimos la cucharadita de azúcar de coco y el chorrito de vinagre de manzana y dejamos que se cocine todo a fuego lento unos 20 minutos, para que la salsa reduzca un poquito. En los últimos diez minutos añadimos la soja texturizada ya escurrida.
  5. Ya sólo nos queda preparar el calabacín, podemos pelarlo o no, y sacamos los espaguetis de calabacín con el espirilizador. Si no tenemos podemos sacar tallarines fácilmente con un pela verduras. 
  6. Disponemos los espaguetis de calabacín en un plato y les ponemos un chorrito de zumo de limón, esto es opcional pero me parece que queda mucho más rico.
  7. Añadimos la salsa calentita por encima y espolvoreamos con parmesano vegano al gusto y ya estarán listos para disfrutar.


Qué os han parecido? ¡Espero que os animéis a probarlos muy pronto, porque estoy segura de que os van a encantar y son sin duda la excusa perfecta para tomar más verdura fresca en nuestro día a día. No os olvidéis de dejarme un comentario si los porbáis y si os apetece compartir alguna foto de la receta en vuestras redes sociales, podéis hacerlo utilizando el hastag #yoestoycambiandoelchip

¡Os mando un abrazo enorme!
Carrot Cake © - DESIGNED BY HERPARK