lunes, 22 de mayo de 2017

Galletas estilo Chiquilín Energy caseras... ¡deliciosamente saludables!

¡Hola a todos!



He de confesar que son muchos los paquetes de Chiquilín Energy que me comí a lo largo de mi vida... 😂😂😂 Están tan ricas y son tan cómodas de llevar a cualquier parte que eran uno de mis snacks favoritos para llevarme al cole y después a la universidad. Y ahora hace ya unos cuantos años que no me tomo ninguna y el otro día las estaba viendo en el supermercado y me estaban apeteciendo, pero pensé que tenía que hacer una versión casera, saludable y muy rica, al estilo ¡cambia el chip!.

Y así ayer me puse a experimentar con lo que tenía por la despensa y salieron estas galletas tan tan ricas, que en su forma y textura de parecen un montón a las originales pero que de sabor para mi gusto las superan con creces... ¡están increíbles!



Son muy rápidas y sencillas de hacer y no requieren más que unos pocos ingredientes, así que no me enrollo más y vamos allá con la receta:

Ingredientes:
  • 180 g de copos de avena
  • 90 g de harina de coco
  • 125 ml de sirope de arce (o ágave, o cualquier otro, pero el de arce les da un sabor más rico)
  • 125 ml de aceite de coco derretido
  • 2 vainas de vainilla
  • 1 pizca de sal
  • nibs de cacao crudo para espolvorear

Preparación:
  • Vamos a comenzar precalentando el horno a 180ºC.
  • Ponemos los copos de avena en el vaso de la vatidora y trituramos hasta obtener una harina fina, en mi caso lo hago con el programa Grind de mi Optimum G2.1.
  • Una vez que tenemos la harina de avena la colocamos en un bol con la harina de coco, el sirope de arce, el aceite de coco derretido, las semillas de la vainilla y la pizca de sal y removemos todo con una espátula. Como veis más fácil imposible :)
  • Ponemos la mezcla en un molde cuadrado o rectangular forrado con papel vegetal, yo utilicé el mío de brownie de Ikea que mide 16x19, pero podéis utilizar uno más grande si las queréis más finitas.
  • Distribuímos bien la masa en el molde ayudándonos con las manos y espolvoreamos por encima los nibs de cacao crudo.
  • Horneamos 15 minutos, vais a ver que se hincha pero que no cunda el pánico que vuelve a su forma planita una vez fuera del horno.
  • Mientras aún están templadas, sacamos del molde y cortamos en forma de barritas con un cuchillo grande.
  • Dejamos enfríar completamente y luego llevamos a la nevera y las conservamos allí.

Habéis visto qué fáciles? Con estas cantidades  y en mi molde salen 16 galletas como las de la foto.
¡¡¡Tenéis que probarlas por que están de vicio!!!

Lo de guardarlas en la nevera puede parecer un poco raro, pero veo siempre que las recetas que llevan aceite de coco suelen guardarse de esta manera y lo cierto es que se les queda una textura mucho más rica que a temperatura ambiente, así que os recomiendo que lo probéis.



¡Espero que os haya encantado la receta! Se hacen en un periquete, así que no hay excusa para no disfrutar de galletas caseras y sanas toda la semana 😍

¡Nos vemos el viernes!

¡Un abrazo muy fuerte!

Reyes.
GuardarGuardar

1 comentario

  1. Bolachas caseiras são tudo de bem, estas além de simples de fazer devem ser uma delicia.
    Ficaram lindas
    Boa semana

    ResponderEliminar

Muchísimas gracias por dejar tu comentario!!! No te imaginas la ilusión que me hará descubrirlo :)

Carrot Cake © - DESIGNED BY HERPARK